Home / A dónde vamos / Antiguo Colegio de San Ildefonso

Antiguo Colegio de San Ildefonso

En el Centro Histórico de la Ciudad de México, se encuentra una casona antigua que esconde la historia del país, detrás de sus muros. El hoy museo Antiguo Colegio de San Ildefonso, se encuentra en la calle Justo Sierra, número 16, de la Ciudad de México. Ahora alberga un importante acervo arqueológico, histórico y artístico, principalmente mexicano.

Fue fundado por los jesuitas en 1588, como seminario donde residían los estudiantes de la Congregación, transformado en una de las instituciones educativas más importantes de la Nueva España. En 1618 comenzó a desempeñarse bajo el Patronato Real, otorgado por Felipe III, llamándose entonces Real y Más Antiguo Colegio de San Ildefonso.

El inmueble que hoy conocemos fue reedificado a principios del siglo XVIII con la ayuda de algunos benefactores de la Compañía de Jesús. Tales favorecedores  fueron el marqués de Villapuente de la Peña y la marquesa de las Torres de Rada.

Tras la expulsión de los jesuitas en 1767, decretada por el Rey Carlos III, el edificio tuvo las más diversas funciones:

  • Cuartel de un batallón del Regimiento de Flandes.
  • Colegio administrado por el gobierno virreinal y dirigido por el clero secular.
  • Sede temporal de la Escuela Nacional de Jurisprudencia.
  • Sede temporal de algunas cátedras de la Escuela de Medicina
  • Cuartel de las tropas norteamericanas en 1847.
  • Cuartel de las tropas francesas en 1862.
  • Sede de la Escuela Nacional Preparatoria tras la reforma educativa de 1867 (promovida por Benito Juárez).  En 1910, la escuela pasó a formar parte de la Universidad Nacional fundada por Justo Sierra, con lo cual, el Colegio continuó albergando a varias generaciones de intelectuales durante casi seis décadas, hasta 1978.

En 1968, como parte de las protestas de aquel año, el inmueble fue testigo de un incidente cuando después de que los alumnos se atrincheraran dentro del plantel, el ejército destruyó la puerta labrada del siglo XVIII por medio de un tiro de bazuca.

Desde 1978 a 1992, permaneció cerrado al público. Entonces fue restaurado para albergar la exposición México: Esplendor de 30 siglos. Actualmente es un recinto del patrimonio universitario y funciona como sede para exposiciones temporales. Vale la pena darse una vuelta.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

  • ivonne Ceballos

    He tenido la oportunidad y gusto de leer varios artículos de esta interesante página, la he disfrutado especialmente porque resaltan información diferente a lo que se sabe de cada reportaje, muchas felicidades, algo para aprender cada día

    Responder

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba