Home / A dónde vamos / Bienvenidos al Jardín de los 100 venenos

Bienvenidos al Jardín de los 100 venenos

danger

En la puerta de hierro negro se lee lo siguiente: “Estas plantas pueden matar”. A los visitantes se les especifica de forma muy puntual NO tocar, oler y mucho menos comer las flores. Básicamente, el lugar perfecto para llevar de picnic a tus peores enemigos.

Las advertencias no son para menos, desde su apertura muchos curiosos e intrépidos se han desmayado con solo aspirar la peligrosa fragancia que inunda el lugar.

El Jardín Alnwick se ubica en Northumberland, Inglaterra, dentro del Castillo Alnwick, una singular y hermosa pieza arquitectónica del Siglo XI. La mortal creación corrió a manos de la duquesa Jane Percy, quien se inspiró en los jardines venenosos de la Edad Media, como los famosos Prados de Padua, donde los Medicis planeaban mortales estrategias para eliminar a sus enemigos.

Castillo Alnwick

Dentro del jardín se encuentran al menos 100 diferentes especies de plantas venenosas, entre ellas hay hongos, algunas plantas narcóticas y una que otra especie tan peligrosa, que es mejor mantenerlas dentro de una jaula para evitar la tentación de los más curiosos.

keep safe

El Poison Garden es sin duda una de las atracciones más importantes del Castillo Alnwick, los majestuosos interiores y exteriores llamaron la atención de los productores de la cinta Harry Potter, incluso se filmaron varias escenas ahí. Por suerte para los magos, todos salieron vivos del mortal jardín.

¿Te atreverías a respirar profundo?

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba