Home / A dónde vamos / Cambio climático del Sistema Solar

Cambio climático del Sistema Solar

Entender lo que ocurre a nivel planeta es ya una empresa bastante complicada, sin embargo, la geología cuenta con las huellas del clima que habla de periodos tan largos en los que el hombre es tan solo una breve marca dentro de los procesos naturales.

Estudios científicos han comprobado que variables como la actividad del Sol, erupciones volcánicas, el comportamiento de la magnetósfera y por supuesto, la actividad de los seres vivos, todo influye en el cambio climático de maneras muy complicadas de entender. De hecho, científicos soviéticos, basados en los datos de sondas de la NASA, concluyen que el Sistema Solar, en su conjunto, se está calentando.

Todo lo que afecta al Sol, afecta a sus planetas y es que el Sistema Solar atraviesa regiones con nubes de polvo, gas y partículas cargadas, zonas vacías y otras densamente pobladas, lo que se le conoce como “onda de choque” donde el viento solar se ralentiza al chocar contra las partículas que encuentra al atravesar la galaxia. A medida que el Sistema Solar avanza hacia esta nube, las partículas cruzan con mayor intensidad hasta llegar al Sol. De este modo, las atmósferas, clima, el magnetismo de todos los planetas, incluida la Tierra, están siendo afectados por un Sol alterado, además de las partículas y energía que llega de la galaxia. Se es tima que nuestra heliosfera permanecerá en la onda de choque por unos 3,000 años.

Ahora, más específicamente, en uno de los varios estudios, científicos de la Universidad de Rutgers en USA, confirmaron que el tirón gravitacional de Venus y Júpiter alarga la órbita de nuestra Tierra en un cinco por ciento cada 405,000 años. El planeta, entonces, pasa por una etapa media en la que la órbita es casi circular. Las implicaciones son que la luz solar que llega al hemisferio Norte cambia y modula el clima de la Tierra durante al menos, 205 millones de años.

El efecto se debe a que Venus es el planeta más cercano a la Tierra y Júpiter es el planeta más masivo del Sistema Solar, así, las órbitas de estos planetas hacen que cada varios cientos de miles de años, la posición de los planetas “tire” de la Tierra.

Cuando el ciclo de los 405,000 años llega al máximo y la órbita d la Tierra se alarga, los cambios provocados por otros ciclos se intensifican. Por tanto, los veranos son más cálidos, los inviernos más fríos, los periodos secos lo son más y los húmedos, más húmedos.

Se pensaba que esto mismo había ocurrido hace 50 millones de años, pero es algo que ha estado ocurriendo. Dennis V. Kent, el primer autor del estudio indica “Ahora, los científicos pueden vincular cambios en el clima, el medio ambiente, la evolución de los dinosaurios y los mamíferos y los fósiles en todo el mundo con este ciclo de 405,000 años de una forma precisa”.

En conclusión, se observa que la humanidad se enfrenta a un problema de adaptación al nuevo estado de la Tierra bajo la influencia de los planetas vecinos y el impacto que el Sistema Solar está recibiendo en su conjunto a lo largo de su desplazamiento por la galaxia. Sin embargo, son también los cambios provocados por el hombre lo que altera a la naturaleza exacerbando los efectos que suceden desde la galaxia.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba