Home / A dónde vamos / CNI: complicidad, abusos, corrupción

CNI: complicidad, abusos, corrupción

En México, la máxima de Lord Acton “El poder tiende a corromper; el poder absoluto corrompe absolutamente” se cumple a rajatabla al interior del Centro Nacional de Inteligencia.

Miguel Badillo, director de la revista Contralínea, Periodismo de Investigación, hace un recuento a través de los años, respecto del desempeño del contralor del Centro Nacional de Inteligencia, antes Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Jesús Meza Zapata.

A lo largo de más de dos décadas al frente del Órgano Interno de Control (OIC), Meza Zapata ha visto pasar 5 presidentes de la República, 10 directores generales, múltiples casos de espionaje político y un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos de ciudadanos mexicanos.

El 13 de febrero de 1989 nace este organismo marcado por el despilfarro de recursos públicos, elevados salarios de hasta 250mil pesos mensuales para el grupo directivo de 40 funcionarios, opacidad en el gasto, tráfico y venta de expedientes, venta de equipos de espionaje a gobiernos estatales y empresas privadas, así como la persecución y acoso a luchadores sociales, periodistas, empresarios, líderes sindicales y políticos de todos los perfiles.

Alarmante también resulta que los presidentes que han avalado la permanencia de este poderosísimo burócrata son, Zedillo, Fox Quezada, Calderón Hinojosa, Peña Nieto y… hasta hace un par de días parecía que también, López Obrador.

Sorprendentemente, Jesús Meza Zapata fue cesado de sus funciones el pasado 23 de abril y habrá que estar muy al pendiente de toda la turbulencia que dejará detrás.

Y bien, ¿cómo pudo hacer un burócrata para permanecer encumbrado en el poder y resistir a los cambios de gobierno con grupos políticos de distinta corriente ideológica?

Servilismo. Servilismo con los directores generales, a quienes los presidentes han permitido todo lo que han querido. Claro, no es gratis. En esos 21 años de Meza Zapata, fue cauto en guardar y recopilar expedientes de cada uno de los 10 directores generales, donde hay evidencia de abusos, excesos y desvíos de recursos públicos. ¿Utilizará esta información como moneda de cambio don López Obrador?

No se sabe aún. Sin embargo, omisión y complicidad sigue ensombreciendo al CNI y Badillo asegura que 2019 será igualmente opaco, ya que se han destinado 2mil 490 millones de pesos a pesar de que nada se sabe de las sanciones administrativas ni procesos penales o inhabilitación en contra del personal de la institución. Habrá que añadir, ¡aún!

El cese de Meza Zapata fue acordado por el director general del CNI, general Audomaro Martínez Zapata, y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Todo esto después de que las auditorías por parte de la Secretaría de la Función Pública y Auditoría Superior de la Federación fueron nulas durante el periodo de Meza Zapata.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba