Home / A dónde vamos / Coliseo romano: Gladiadores, barrio y basurero

Coliseo romano: Gladiadores, barrio y basurero

a325302d_2000x1345

La mayoría de las ciudades tienen un monumento por excelencia que las representa; la torre Eiffel a París, en Londres, el Big Ben y la casi todas son un ícono histórico o cultural. Sin embargo, el Coliseo romano no nació para ser símbolo de su ciudad, no fue sino hasta después de numerosas funciones, no siempre glamurosas ni elegantes, que se ganó su lugar entre las figurillas de souvenirs turísticos.

Batallas1

La construcción del anfiteatro más famoso de la actualidad fue iniciada por el emperador Vespasiano y se concluyó en el año 80, en el imperio de Tito. Se cuenta la inauguración del coliseo duró 100 días en los cuales se mataron más de 5 mil fieras.

Durante 5 siglos más, se dieron lugar numerosas luchas de gladiadores y martirios que entretenían a 55 mil espectadores llevando las gradas del coliseo al máximo.

gladiadores

Alrededor del s. VI, se prohibieron los espectáculos de gladiadores y caza, así, se perdió su uso original y poco a poco, sus túneles, espacios y galerías fueron ocupados por habitantes romanos haciendo de este espacio una extensión de la ciudad.

coliseo-romano-3

La estructura del coliseo permitió a su población utilizar las estancias como casas, almacenes y establos, en él, se llevó una vida cotidiana donde las personas comían, dormían, cuidaban de su ganado y convivían como en un barrio.

Esto terminó en 1349, después de que un terremoto destruyera parte de estas estructuras. Así, el anfiteatro entra en decadencia, se convertiría en el sitio marginal de la ciudad de donde se extraían materiales de construcción y se tiraba la basura.

2705999827_c95fda57a7

Posteriormente, durante los s XVII y XVIII, los Estados Pontificios reclaman nuevamente el valor religioso del Coliseo. Tradicionalmente éste era el lugar donde se mataba a los mártires cristianos, y con la cristianización se construyen capillas, un viacrucis y se consagra el lugar como culto a los mártires.

4f1b1bfc10cbcc153285e8e7976dec33

En 1870, tras la unificación de Italia, se abandona la memoria cristiana del Coliseo y se construye a su alrededor un símbolo de identidad romana, esto se refuerza cuando a lo largo del s. XX la cultura popular consolida al ícono mediante el cine con películas como Roman Holiday (1953) y La grande Bellezza (2013), en donde la presencia de este monumento se hace necesaria en estas y otras películas rodadas en la capital italiana.

 

 

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba