Home / A dónde vamos / ¡Derriben el muro!

¡Derriben el muro!

wall2

Corría noviembre del año 1979 cuando la banda británica Pink Floyd publicó The Wall, una ópera conceptual de rock basado en las desventuras de Pink, un rockstar cuya vida va en descenso gracias a diferentes traumas que recoge con el tiempo; la muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, la sobreprotección materna, un estricto sistema escolar, su precaria vida amorosa y la adicción a las drogas son las principales frustraciones que lo orillan a construir un muro ficticio para aislarse de todos sus problemas. Al mismo tiempo, mientras avanza el disco, Pink se embarca en un crudo viaje que lo terminará enfrentando con cada situación de la que huye, obligándolo así a derribar su muro y enfrentarse a la realidad.

The Wall se compone de dos discos con 13 canciones cada uno, entre ellas se encuentra Another Brick in The Wall Pt.2, la canción más famosa de la banda y que además se ha convertido en un himno juvenil contra la educación doctrinante, generación tras generación.

En 1980 The Wall salió al ruedo y suscito una revolución en cuanto a la idea y escala de lo que podía llegar a ser un espectáculo de rock.

wall3

Realmente el concepto de tal puesta en escena surgió en 1977 durante una gira de Pink Floyd, donde Roger Waters observaba algunas actitudes no tan amables de su público. Durante varios meses imaginó cómo sería dar un show con un muro que separará a los músicos de su audiencia. Tanto el álbum como la puesta en escena fueron planeados por Waters, quien de mala gana terminó convenciendo al resto de la banda de que lo apoyaran para llevar a cabo su proyecto personal.

En 1982 llego Pink Floyd – The Wall, una película hecha bajo la dirección de Alan Parker, quien logró construir una gigantesca metáfora en base al disco y a su protagonista, el joven Pink. La película nos muestra sus pensamientos, sentimientos y alucinaciones, además de centrarnos en un subcontexto que ataca ferozmente a la sociedad de aquel entonces.

Waters abandonó la banda en 1985, pero ganó los derechos de The Wall.

El 21 de julio de 1990 Roger Waters, con la ayuda de varios músicos, logró poner en escena The Wall Live, un gigantesco concierto que celebró la caída del Muro en Berlín. Aquella noche el álbum logró trascender los muros de la música para convertirse en un referente de dimensiones políticas y sociales.

wall4

Hace 6 años, Roger fue capaz de levantar una versión del espectáculo, que llegó a colosales escenarios como estadios de fútbol. La versión estuvo más apegada a la idea original, pero integrada con nueva tecnología. Coreografías, coros, proyecciones, cerdos voladores y más elementos han sido adicionados al show para lograr el mensaje correcto que busca causar la narración de Waters.

wall5

Sin duda, el espectáculo es un must see para cualquier fan de la banda, pero también para todo aquel interesado en presenciar una composición instrumental inigualablemente emotiva no sólo en la lírica, sino en su legado, que pretende derribar los muros psicológicos, políticos y sociales que nos privan de encontrarnos con nosotros mismos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba