Home / A dónde vamos / El dilema del Triángulo de las Bermudas

El dilema del Triángulo de las Bermudas

triangulobermudaSeguramente has oído hablar en algunas ocasiones de un lugar misterioso, donde los barcos solían desaparecer bajo fuerzas desconocidas. Desde los años de colonización en América, de embarcaciones europeas y piratas bárbaros, hasta tiempos no muy lejanos, uno de los más grandes temores era El Triángulo de las Bermudas, que inspiraba el mismo terror que el mismo infierno. Pero desde la óptica modera, ¿qué es el Triángulo de las Bermudas?

El Triángulo de las Bermudas es un área geográfica con forma de triángulo equilátero situado entre las Islas Bermudas, Puerto Rico y Fort Lauderdale, en Florida. Las naves que viajaban a Europa pasaban continuamente por esa zona con el fin de aprovechar los vientos y corrientes del Golfo a pesar de que presenta tiempos climáticos muy inestables. Esta zona es especialmente conocida por sus huracanes.

La primera mención acerca de desapariciones en el área fue en 1951 por E.V.W.Jones, un periodista que escribió respecto a las misteriosas desapariciones de barcos, aviones y pequeños botes, y llamó al lugar el Triángulo del Diablo. Al año siguiente Geoge X. Sand afirmó en un artículo que en esa zona sucedían extrañas desapariciones marítimas. Para 1964 el escritor Vincent Gaddis acuñó el término Triángulo de las Bermudas, adjudicándose como inventor del título.

El Triángulo de las Bermudas recibe el crédito por muchas desapariciones que ocurrieron en sus aguas. A la fecha, más de 50 naves y 20 aviones se han perdido sin dejar rastro en esa área particular del océano Atlántico.

Uno de los incidentes más conocidos y probablemente el más famoso sobre el Triángulo de las Bermudas es el Vuelo 19, la pérdida de un escuadrón de cinco bombarderos TBM Avenger de la marina de EE. UU. Sucedió durante un vuelo de entrenamiento proveniente de Fort Lauderdale el 5 de diciembre de 1945.

Tras el incidente, se han planteado muchas hipótesis sobre lo ocurrido como la falta de combustible, una desviación de la ruta, entre otras. Hasta la fecha no se han encontrado rastros o algún resto de las naves que han desaparecido en este lugar.

Otro menoscabo es el referente a 2 aviones de transporte Tudor IV, llamados Star Tiger y Star Ariel. Las aeronaves operadas por la línea aérea British South American Airways Corporation volaban rutinariamente en el trayecto de Sudamérica, pasando por Bermudas. El 31 de enero del 1948 desapareció sin dejar huella.

El Cyclops (AC-4) fue un navío de la armada de los EE. UU., perdido sin dejar rastro el 4 de marzo de 1918 después de desembarcar de Barbados. Estaba comandado por el lugarteniente G. W. Worley y tenía una tripulación de 306 pasajeros. Algunos creen que el barco se perdió en el Triángulo de las Bermudas, aunque cabe mencionar que en ese tiempo los Estados Unidos estaban en guerra y por lo tanto existen varias posibilidades adicionales que pueden explicar su desaparición.

Kusche, un bibliotecario de la Universidad Estatal de Arizona en la época del incidente del Vuelo 19, se sintió intrigado por el número de estudiantes que llegaban preguntando acerca del Triángulo de las Bermudas. Comenzó entonces una exhaustiva investigación de seguimiento de los informes originales y llegó a las siguientes conclusiones:

  • La proporción entre buques y aviones que se reportaron como perdidos, y los que atraviesan sin problemas el Triángulo de las Bermudas no fue significativamente mayor que en cualquier otra área del océano.
  • En una zona donde son frecuentes las tormentas tropicales repentinas, la desaparición total de algunos barcos no debería considerarse rara, desproporcionada, improbable, ni misteriosa.
  • Las estadísticas de los casos fueron exageradas debido a una pobre investigación. Por ejemplo, algunos botes reportados como perdidos y que finalmente regresaron a su puerto con retraso, permanecieron registrados como perdidos.
  • La Leyenda del Triángulo de las Bermudas es un misterio fabricado, perpetuado por escritores que intencional o ignorantemente hicieron uso de conceptos erróneos, razonamiento defectuoso y sensacionalismo.

A pesar de las creencias populares, los Guardacostas de los Estados unidos y otras fuentes citan estadísticas que indican que el número de incidentes que involucran aviones y buques perdidos no es mayor que en otra parte del mundo igual de transitada. Se ha demostrado que muchos de los supuestos misterios no eran tales al analizarlos con detalle, teniendo inexactitudes que circularon durante décadas, a pesar de que algunos cuantos todavía no tienen un esclarecimiento razonable.

Una explicación apunta a que la desaparición de barcos se debe a un fenómeno producido por hidrato de metano liberado repentinamente en la forma de burbujas gigantes de gas, con diámetros comparables al tamaño de un barco, y esto sí podría hundir las embarcaciones y hacer caer aviones. El aire menos denso haría que los aviones perdieran sustento en el vuelo.

Ahora ya sabes que si vas a subirte a un barco o volar en un avión lo pienses dos veces ya que se dice que no sólo existe el triángulo de las Bermudas sino también el Triángulo del Dragón ubicado en el mar del Diablo cerca de Japón y el Vórtice Marysburgh ubicado al este del lago de Ontario entre E.U.A y Canadá. Aunque las historias que giran a su alrededor son ficticias, no es para echarlas en saco roto, pues cuando el río suena, o mejor dicho, cuando el mar suena, burbujas de gases mortales lleva.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba