Home / A dónde vamos / El Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes

bellasartes El Palacio de Bellas Artes, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México fue construido por encargo del presidente Porfirio Díaz, el que como siempre, hacía un gran esfuerzo por embellecer la Ciudad con su gusto afrancesado. Se iba a construir como un festejo del Centenario de la Independencia, pero se cruzó la Revolución, por eso fue pausada su construcción que estaba programada para que dure 4 años y duró 30, haciendo el edificio un testigo de los momentos históricos más importantes de México.

La segunda etapa de su construcción ya no estaba influenciada por el gusto afrancesado de Don Porfirio, sino por los gobiernos posrevolucionarios que ya no querían el clasicismo, esta oposición tuvo más influencia en los interiores del monumento.

Artistas extranjeros como Gianetti Fiorenzo, Leonardo Bistolfi y Géza Maróti llegaron para agregarle a la construcción que había dejado el arquitecto italiano, Adamo Boari. Maróti fue el autor del bronce en la cúpula y los vitrales emplomados del plafón Apolo y las 9 musas.

La sala del museo de Bellas Artes fue el primer museo de arte en México, o sea, el primer recinto dedicado a exhibir objetos artísticos para su contemplación. En su acervo hay murales de Diego Rivera, Rufino Tamayo, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco.

El gran telón de cristal antifuego es único en el mundo y tiene plasmada la imagen de los volcanes nevados, Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Fue elaborado por la casa Tiffany de Nueva York y pesa 24 toneladas ya que está conformado de un millón de piezas de cristal opalescente.

Se dieron cuenta que el edificio se estaba hundiendo en 1907 y es un problema que aún se aprecia, pues el Palacio se encuentra a varios metros por debajo del nivel de la calle. Esto es culpa de lo pesado del mármol, este fenómeno se debe a la peculiar arcilla del terreno sobre el que se asentó.

El Palacio de Bellas Artes fue inaugurado en la noche del 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo L. Rodríguez con una función de gala. En 1987, la Unesco lo declaro monumento artístico.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba