Home / A dónde vamos / Falun Gong, persecución y tortura

Falun Gong, persecución y tortura

El qi gong es un conjunto complejo y tradicional de técnicas de salud chinas que van desde ejercicios físicos y artes marciales, hasta meditación basada en el movimiento de la energía y respiración.

En China habían diferentes movimientos tanto pequeños como grandes que enseñaban la práctica del qi gong, los cuales, eran tolerados, aceptados y alentados por el Partido Comunista de China (PCC).

Pese a que para académicos del mundo occidental existe un claro trasfondo religioso con un claro arraigo tanto al budismo como al taoísmo, en China fue presentado como una expresión de la ciencia y la cultura tradicionales, no como religión.

En 1992 Falun Gong, también denominado como Falun Dafa, surgió como otra agrupación, entre muchas, que enseñaba la práctica del qi gong. Muy pronto esta disciplina creció en popularidad hasta alcanzar decenas de millones de practicantes.

Falun Gong tuvo un gran éxito debido a que brindaba los resultados promeditos y beneficios a la salud. Millones de practicantes se observaban durante las primeras horas de la mañana realizando los cinco ejercicios fundamentales: Buda elongando mil brazos, Postura estática de Falun, Circulando entre los dos polos, Órbita cósmica de Falun y Reforzando los poderes sobrenaturales.

Durante esos primeros años, el Partido Comunista de China (PCC), se complacía de que además, los ejercicios estuvieran acompañados de una vida moral, virtuosa, basada en la verdad, la compasión y la tolerancia.

Sin embargo, en China existe algo denominado xie jiao que se traduce como enseñanzas no ortodoxas, practicar cualquier culto que aparezca en dicha lista, es considerado un crimen y se persigue sin piedad.

Pornto el qi gong y falun gong empezaron a ser atacados por los intelectuales más adeptos al marxismo del PCC, haciendo notar la base religiosa de la práctica. Inesperadamente, integrantes del falun gong organizaron protestas públicas que resultaron exitosas hasta que, en abril de 1999, se publicó un ataque potente contra Falung gong. Acostumbrados a las protestas pacíficas, 10 mil miembros se reunieron en el seno donde viven altos dirigentes del PCC.

Esta manifestación sin precedentes, atemorizó a los líderes y lo declararon un movimiento fuera de control. Prepararon una ofensiva donde se dio el arresto de 150 líderes de Falun Gong y la práctica pasó a la lista xie jiao. Se dio inicio a la campaña de persecución.

Para 2006, unos 100 mil miembros de Falun Gong habían sido arrestados y muchos otros, habían sido ultimados. A continuación se recopilan algunos testimonios publicados por el abogado de derechos humanos Gao Zhisheng:

Tortura sexual con cepillo para baño (Chang Xuexa, de Dalian)

“El enjambre de reclusas me golpeó y pateó por todos los lados. Me desmayé. Me tiraron al suelo y me pisaron con fuerza en la cara y el brazo para ver si estaba fingiendo. Cuando me desperté, no podía mover mi brazo izquierdo, porque mi codo estaba dislocado”.

“Todavía me negaba a renunciar a Falun Dafa. Me desnudaron, y varias presas empezaron a pellizcarme los pechos, a arrancarme el vello púbico y a punzarme la vagina. Utilizaron un cepillo que generalmente limpiaba el tanque de agua. Luego pusieron una palangana debajo de la parte inferior de mi cuerpo para ver si estaba sangrando. Como no salía sangre, las reclusas lo cambiaron por un cepillo más grande y me lo metieron reiteradamente en la vagina”.

Vagina destrozada con vara de hierro (Liu Shuqin, de Changchun)

“Debido a que no me quedaba nada de piel sana en el cuerpo [debido a los muchos días de tortura], los policías empezaron a electrocutar mis partes íntimas con bastones eléctricos y a agujerearlas. Después usaron una barra de hierro para destrozar mis partes íntimas. Me desmayé”.

Humillación incesante y abuso sexual (Wang Yuhuan, de Dalian)

“Nosotras, las mujeres practicantes, estuvimos todas desnudas y atadas con las extremidades separadas en una tablón durante más de 26 días. Sufrimos incesantes humillaciones y abusos sexuales por parte de policías, médicos y reclusos”.

…Muchos compañeros practicantes fueron torturados hasta la muerte en este lugar. El Sr. Liu Haibo fue despojado de toda su ropa y obligado a arrodillarse. La policía empujó el bastón eléctrico más largo que pudo encontrar en el trasero de Liu y aplicó descargas eléctricas en sus órganos. Murió inmediatamente”.

…“El Sr. Liu Yi, médico del Hospital del Distrito de Luyuan, tenía unos treinta años cuando fue torturado hasta la muerte en este agujero del diablo. Veintitrés practicantes fueron torturados hasta la muerte allí. Yo conocía a muchos de ellos. La policía simplemente enterró sus cuerpos en un agujero”.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba