Home / A dónde vamos / Una maravilla hecha de piedra

Una maravilla hecha de piedra

133_stonehenge1_2000x1501

Stonehenge es un monumento de piedra que pertenece a la época de finales del neolítico y se encuentra cerca de Amesbury en el condado de Wiltshire, Inglaterra. En un inicio era un monumento circular con características de ritual, pero ahora el monumento es una compilación de casi 32 bloques de piedra. No se sabe cómo fue que trasladaron las enormes piedras. Se especulan varias teorías, entre ellas está la idea de que Merlín las trasladó o que usaron piedras redondas para moverlas por la montaña.

El misterio del origen y función del megalítico ha hecho que muchos hablen desde cuentos míticos particulares de los druidas, uno de ellos es que había gigantes que venían de Portugal y emigraron por la costa hasta llegar a Inglaterra e Irlanda donde construyeron el monumento y posteriormente desaparecieron.

WILTSHIRE, ENGLAND - DECEMBER 21: Druid Merlin  poses for a photograph as druids, pagans and revellers gather, hoping to see the sun rise as they take part in a winter solstice ceremony at Stonehenge on December 21, 2013 in Wiltshire, England. Despite the rain and wind, a large crowd gathered at the famous historic stone circle to celebrate the sunrise closest to the Winter Solstice, the shortest day of the year - an event claimed to be more important in the pagan calendar than the summer solstice, because it marks the 're-birth' of the Sun for the New Year.  (Photo by Matt Cardy/Getty Images) ORG XMIT: 459369497

Otra teoría es que Stonehenge es una gigante calculadora de movimientos astrológicos. Gerald Hawkins, profesor de astronomía de Cambridge estudió la situación de los monolitos y su alineación con el Sol y la Luna tal y como estaban hace 3.500 años. La conclusión es que los monolitos tienen líneas de mira que permiten calcular fenómenos celestes con una precisión extraordinaria.

stonehenge-equinox

Las excavaciones lideradas por el arqueólogo Mike Parker Pearson de la Universidad de Sheffield permitieron descubrir que hay un cementerio debajo del monumento, esto desato otro tipo de teorías, una de las cuales dice que las piedras fueron transportadas ahí como un monumento en honor a los muertos para albergar sus espíritus.

Las nuevas excavaciones revelan que estaban comunicados por extensas avenidas que conducían hacia otro gran círculo hecho de madera que representaba el mundo de los vivos. Durante el día más corto y el más largo del año ambos monumentos se alineaban con la salida y la puesta del sol.

Nunca vamos a saber a ciencia cierta qué era en realidad este megalítico, pero esto no evita que disfrutemos de un magnífico espectáculo y que nuestra imaginación vaya a lugares desconocidos preguntándose sobre el origen del mismo.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido
Clip to Evernote

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba