Home / A dónde vamos / Wanda Díaz, la invidente que observa estrellas

Wanda Díaz, la invidente que observa estrellas

La astrofísica portorriqueña Wanda Díaz Merced (1982) es invidente pero tiene la cualidad de poder percibir las estrellas.

Durante sus estudios universitarios en física, tuvo un problema de salud, retinopatía diabética, lo que le llevó a perder la vista. Sin embargo, lejos de desertar en su carrera, la dificultad le dio fortaleza y determinación. Según cuenta:

«Mis notas no eran muy buenas y no me podía desempeñar bien en las clases. Me di cuenta también de que mi acceso a la información era muy limitado en comparación con el de los videntes, independientemente de si disponía o no de traducciones en Braille o de que podía usar los lectores de pantalla.»

Sin embargo, «Tuve el honor de verme en la necesidad de buscar medios para trabajar como astrofísica.»

Wanda Díaz intentó dar con una alternativa que le permitiera ejercer la pasión de su vida y para sorpresa de muchos, ¡la encontró! Durante la realización de un curso para alumnos discapacitados de la NASA, fue donde conoció un método de observación mediante el sonido: la sonificación. «Lo que la gente ha podido hacer en gran medida visualmente durante cientos de años, ahora lo hago usando el sonido.»

La técnica que emplea es complementaria a la visualización del espacio y además puede percibir mediante sonidos, lo que los astrofísicos en ocasiones no son capaces de ver. El sonido del espacio le aporta información que no es visible al ojo humano; hablamos de información extra que de otra forma sería muy difícil de obtener.

Mientras estudiaba su maestría en física participó en múltiples internados de investigación en el Laboratorio de Heliofísica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Entre los años 2006 y 2010, ayudó a desarrollar una serie de técnicas analíticas en el campo de la sonificación.  La sonificación es la ciencia que traduce datos numéricos en señales de sonido, de manera similar a la forma en que las notas en una partitura se traducen en música. Una ventaja de la sonificación es que permite percibir gradientes ambiguos o cambios sutiles en algunos patrones numéricos que no se pueden detectar fácilmente usando técnicas tradicionales. Es decir, como cuando el director de una orquesta puede percibir entre decenas de músicos si uno de ellos no está tocando las notas musicales correctas.

Wanda ha podido estudiar fenómenos como la emisión de ondas electromagnéticas gamma y rayos x producidas por estrellas que cambian. Adicionalmente, su conocimiento en sistemas le ha permitido programar software como X-Sonify.

Wanda terminó su doctorado en la Universidad de Glasgow y luego trabajó con el Centro Smithsonian de Astrofísica de la Universidad de Harvard, donde diseñó paradigmas asociados a la interacción entre personas y computadores. Muchas revistas especializadas han publicado los resultados de sus proyectos científicos y su charla TED tiene cientos de miles de visitas.

Actualmente, trabaja en el Observatorio Astronómico de Sudáfrica en Ciudad del Cabo. Ahí se dedica a «ver» los movimientos de estrellas que otros astrónomos no pueden detectar.  Su equipo de investigación  ya ha demostrado que el sonido puede proporcionar información no visible al ojo humano.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba