Home / Arte / El cerebro y la apreciación del arte

El cerebro y la apreciación del arte

cerebroyarte

Según un reporte en el diario Brain and Cognition de la edición de junio, ver un cuadro de arte involucra la actividad de diferentes partes del cerebro, esto sugiere que la apreciación del arte es un proceso biológico natural. El estudio encontró que las obras de arte activan partes del cerebro como la visión, el placer, la memoria, el reconocimiento y las emociones, además de sistemas que basan su proceso de conciencia de información al darle un nuevo significado.

Después de pasar a diferentes sujetos por una resonancia magnética mientras observaban arte, se descubrió que observar arte activa la corteza visual, la cual procesa información. Esta actividad se puede atribuir a procesar formas y colores. El lóbulo anterior temporal es el encargado de conceptualizar información sobre objetos y cómo funcionan, lo que indica que ver pinturas puede potencializar un proceso mental más elaborado, pues también se activa la corteza posterior singular y la ínsula anterior que son áreas asociadas con pensamientos internos y experiencias emocionales.

Otro trabajo de investigación se dispuso a encontrar una relación entre los diferentes tipos de arte y su efecto en el cerebro. Pues así como Bjarne Sode Funch ha establecido que hay personas con más o menos sensibilidad al arte así como talento para el mismo, hay artes que desatan diferentes estímulos en el cerebro.

El autor se dispuso a distinguir entre los símbolos análogos y símbolos digitales. Como ejemplo, el autor puso el arte de Édouard Manet y los Impresionistas.

Los símbolos análogos en el arte son aquellos que visualmente se parecen a los objetos que representan. Los símbolos digitales son aquellos que no tienen una apariencia visual en relación a los objetos que representan.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba