Home / Arte / El Hombre de Vitruvio

El Hombre de Vitruvio

Marco Vitruvio Polión fue un arquitecto, escritor e ingeniero romano del S I a.C., trabajó para Julio César y escribió el tratado más antiguo de diez libros denominado Sobre la Arquitectura en donde expone los tres principios básicos: firmeza, utilidad y belleza. En el tercer libro del tratado, se encuentra el estudio sobre las proporciones del cuerpo humano, donde detalla:

“El cuerpo humano lo formó la naturaleza de tal manera que el resto, desde la barbilla hasta la parte más alta de la frente, donde están las raíces del pelo, mida una décima parte de su altura total. La palma de la mano, desde la muñeca hasta el extremo del dedo medio, mide exactamente lo mismo; la cabeza, desde la barbilla hasta su coronilla, mide una octava parte de todo el cuerpo; una sexta parte mide desde el esternón hasta las raíces del pelo y desde la parte media del pecho hasta la coronilla, una cuarta parte.
… El ombligo es el punto central natural del cuerpo humano. En efecto, si se coloca un hombre boca arriba, con sus manos y sus pies estirados, situando el centro del compás en su ombligo y trazando una circunferencia, ésta tocaría la punta de ambas manos y los dedos de los pies. La figura circular trazada sobre el cuerpo humano nos posibilita el lograr también un cuadrado: si se mide desde la planta de los pies hasta la coronilla, le medida resultante será la misma que se da entre las puntas de los dedos con los brazos extendidos; exactamente su anchura mide lo mismo que su altura, como los cuadrados que trazamos con la escuadra.”

Con el paso del tiempo, Vitruvio y toda su sabiduría fue olvidada. Durante el S XV su legado fue rescatado por Francesco Petrarca (1304 – 1374) quien tradujo e interpretó la obra del gran arquitecto. Sin embargo, al carecer de ilustraciones, la tarea se tornó en una misión que abordaron de manera fallida tanto Giorgio Martini en 1470, Giovanni Giocondo en 1511, Cesare Cesariano en 1521 y Franceso Giorgi en 1525.

Fue durante el Renacimiento, sobre 1490 cuando Leonardo da Vinci ilustró y desarrolló las medidas y proporciones detalladas por Vitruvio, añadiendo y realizando correcciones con maestría y perfección.

Sin embargo, hay algo más detrás de la proeza de da Vinci, quien a partir del círculo, cuyo centro parte del ombligo del hombre, traza también un cuadrado con igual superficie que el círculo. O lo hace al menos parcialmente resolviendo, aunque ocultamente, el legendario problema sin solución: la cuadratura del círculo utilizando compás y escuadra sin graduar.

Así, no es solo un original y genial dibujo, sino que es una aproximación precisa de ambas superficies que dan solución a un problema de geometría elemental planteado desde la antigüedad, conocido por los maestros egipcios y transmitido dentro de sociedades secretas de la Edad Media.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba