Home / Arte / Mamas en el arte

Mamas en el arte

Las mamas en el acontecer artístico han sido protagonistas de las más diversas manifestaciones, funciones e incluso patologías.

Desde la prehistoria, las famosas venus de marfil y piedra blanda del paleolítico que datan de hace unos 40mil a 9mil a. de C. rinden cuenta de la relevancia de las voluptuosas siluetas femeninas. Desde entonces, las venus cobran relevancia sin pasar por alto sus mamas, ahí está la famosa Venus de Willendorf, de Lespugne, de Branssempony y de Grimaldi.

En todas las culturas están expuestas, representando, probablemente, la estética ideal de cada lugar y época respectiva.

Edad Media: Diosa de las serpientes (en torno al 1,600 a. de C.)

Representada por una fina figura de loza, lleva dos serpientes recorriéndole el cuerpo. Porta un típico vestido largo minoico con delantal. El más que generoso escote deja las mamas al descubierto. Esta figura fue encontrada en el tesoro del Santuario Central del Palacio de Knosos (isla de Creta).

1520: La Noche

La obra del gran escultor, arquitecto, pintor y poeta Miguel Ángel Buonarotti (1475 – 1564) reposa en la Sacristía Nueva de las Capillas Mediceas, en Florencia. En dos de ellas, velan las estatuas al desnudo. En la de Julián, duque de Nemours, reposan el Día y Noche. En la figura de La Noche resulta evidente, por su superficie irregular, un cáncer de mama localmente avanzado y además, bilateral. Para comprenderlo, basta observar y comparar las mamas de la mujer en la capilla de Lorenzo, duque de Urbino Crepúsculo y Aurora, en donde las mamas de la mujer aparecen lisas, perfectas y normales.

Según textos biográficos del artista, desde su juventud, Miguel Ángel visitaba el depósito municipal de cadáveres de Florencia para practicar disecciones y por tanto, es muy probable que supiera con certeza que las anomalías de su modelo, correspondían concretamente, al cáncer.

1520: La Fornarina

El gran pintor Rafael de Urbino inmortaliza a la hija del hornero es decir, panadero. Representa la modelo Margherita Luti, que es su joven amante. En ella se observa especialmente, la visión directa, una retracción u hoyuelo en la mama izquierda, típica de los que se producen cuando una mama está afectada por un tumor maligno.

1636?: Las tres gracias

Pedro Pablo Rubens (1577 – 1640) fue uno de los principales pintores barrocos que representó el realismo. En este famoso cuadro “Diana y sus ninfas perseguidas por sátiras”, en la modelo de la derecha se aprecia una úlcera abierta con enrojecimiento de la piel, depresión en la superficie mamaria, reducción del volumen del pecho así como nódulos linfáticos en la axila, todo ello, signo de un cáncer de mama.

Rubens retrató en la figura de la izquierda a su segunda esposa, joven de dieciséis años que desposó cuando él rondaba los sesenta. Sus formas opulentas de Elena Fourment, le sirvieron en muchas ocasiones como modelo para sus figuras femeninas.

Hacia 1575: Origen de la Vía Láctea

Robusti Tintoretto (1518 – 1594) representó como un flujo de leche proveniente de la diosa griega Hera, esposa de Zeus, da origen a la Vía Láctea. El cuadro representa el relato de cómo Júpiter engaña a Juno para que amamantara a uno de sus hijos ilegítimos. Ese hijo era Hércules, fruto de la relación entre Júpiter y Alcmena, una mortal. Su padre quería que ese hijo se convirtiera en dios recibiendo leche materna divina. Acercó pues al bebé al pecho de su esposa mientras ella dormía. El bebé succionó con tal fuerza que de su pecho brotó la leche y salpicando el cielo, dio origen a la Vía Láctea.

1654: Bethsabé en su baño o Betsabé con la carta de David

Otro de los grandes pintores, en este caso, Rembrandt Harmenszoon van Rijn pintó a su amante y modelo Hendrickje Stoffels con quien tuvo una hija. La mujer murió en 1663, posiblemente de cáncer de mama en el pecho izquierdo, donde en la pintura, se observan tumoraciones en la axila y retracción hacia el interior de la mama.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba