Home / Arte / René Magritte

René Magritte

magritte

Con motivo del regreso de la obra de René Magritte al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) dedicaremos este artículo al gran pintor surrealista belga.

La exposición cuenta con ochenta piezas, y en ella se presenta su trabajo realizado entre 1927 y 1938, momento en el que el pintor se pone en contacto con las corrientes surrealistas en París y se convierte en lo que conocemos hoy de Magritte.

Sus primeras obras se inclinaron más al impresionismo. Su primera exposición fue en el Centro de Arte de Bruselas en 1920, en esta época sus obras se influenciaban del Cubismo, Orfismo, Futurismo y Purismo.

En 1927 Magritte se establece en las cercanías de París y comienza a formar parte del grupo de los surrealistas, sobre todo con Breton, Éluard, Arp, Miró y Dalí aportando su tono ilusionista e irónico. A diferencia de Dalí, René no utiliza las pinceladas para expresar emociones, pues las expresa con agudeza y cierto espíritu de debate, como si sus cuadros tuvieran inmerso un concepto.

La aportación de Magritte al surrealismo fue bastante importante porque agregó una carga conceptual a las imágenes que jugaban entre la realidad y el objeto pintado.

Un ejemplo de esto es el cuadro que retrata meticulosamente una pipa, y debajo, escribe Ceci n´est pas une pipe (Esto no es una pipa) poniendo en evidencia la distancia que hay entre el cuadro y la realidad.

magritte2

El mundo de Magritte se conoció a través de sus pinturas con ciertos personajes recurrentes que presentaban el mundo onírico del pintor como el hombre invisible con sombrero de bombín y abrigo negro. Este personaje logra generalizar al hombre citadino en general.

También presenta en sus cuadros realidades aparentemente contradictorias, resultando en sensaciones paradójicas y extrañas, por ejemplo, paisajes nocturnos iluminados por cielos claros con nubes, o botas con apariencia de pies descalzos.

Su obra se ha quedado como un clásico de la pintura surrealista, pues sus intenciones iban más allá, sus imágenes eran ingeniosas y provocativas y además lograban cambiar la percepción de la realidad y así concientizar al espectador de su entorno.

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba