Home / Biografía / Amelia Earhart

Amelia Earhart

Amelia Earhart es un ejemplo de mujer decisiva llevada por sus pasiones. Es conocida por haber hecho varias marcas de vuelo y por haber intentado por primera vez volar alrededor del mundo.

Desde que era pequeña mostraba una personalidad inquieta y audaz, hacía diferentes actividades a las que comúnmente hacían las niñas. Pues gustaba disparar a ratas con un rifle y escalar árboles, pero su inclinación a la aviación no llegó hasta la adolescencia. Durante la Primera Guerra Mundial, Amelia y su hermana se enrolaron como voluntarias para atender a los heridos en la ciudad de Toronto, Canadá. Ahí atendió a pilotos heridos en combate. Tuvo la oportunidad de visitar un campo del Cuerpo Aéreo Real y fue en ese momento donde comenzó su pasión por volar.

Tomó sus primeras clases de aviación con Neta Snook, otra piloto pionera, aunque en esa época volar incluía tener varios accidentes ya que eran lentos y sus motores poco fiables.

En octubre de 1922 consiguió su primer récord por volar a una altitud de 14 000 pies y en 1923 obtuvo la licencia de piloto por la Federación Aeronáutica Internacional.

Fue la primera mujer en hacer un vuelo solitario en el Atlántico y la primera persona en hacerlo dos veces, logró la distancia más larga volada por una mujer sin parar y el récord por hacerlo en el menor tiempo.

Poco a poco sus reconocimientos se iban acumulando, el presidente Hoover le dio una medalla dorada especial de la National Geographic Society y fue votada la mujer más destacada del año.

El congreso la condecoró con la Distinguished Flying Cross otorgada por primera vez a una mujer.

Pero no todo terminó así de bello, Amelia se emprendió en su viaje más importante en un intento por cruzar el mundo. Hubo varias aproximaciones de su familia con la intención de detenerla pero ella estaba segura que los riesgos valían la pena. En una de sus cartas a su esposo escribió “Debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros”.

Su desaparición es uno de los misterios más grandes de la aviación que aún no se han resuelto. Como siempre hay diferentes teorías de su paradero, en una hablan de un accidente en una isla debido a falta de gasolina, pues en su última transmisión de radio decían que veían una isla, en otra hablan de un naufragio en la isla Nikumaroro, la última teoría es que quedaron como rehenes de los japoneses.

Aunque no se sabe qué paso Amelia y Noonan en el Lockheed Electra, Amelia marcó la historia como una de las mujeres más valientes.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba