Home / Biografía / George “Baby face” Nelson

George “Baby face” Nelson

babyface

Un criminal sin escrúpulos, que gracias a sus agallas se convirtió en un gran personaje que permaneció en la historia, pues muchos cineastas lo han utilizado para dar ese acento de locura y mostrar una declaración en contra del sistema.

Este hombre comenzó su vida de historiales criminales desde los 12 años, cuándo disparó accidentalmente a un niño en la quijada jugando con una pistola que se encontró. Estuvo un año en el reformatorio y cuando salió, lo volvieron a arrestar por usar un coche ajeno para dar un paseo a los 13 años.

En 1933, a los 25 años cometió su primer robo a un banco, esto después de haber robado varias casas en las que entraba y amarraba a los que se encontraban ahí, llevándose todas sus pertenencias valiosas.

Su nombre se hizo famoso, después de haber robado a la esposa del alcalde Big Bill Thompson en Chicago. La señora Thompson lo describió; “Tenía cara de bebé. Era atractivo, poco menos que un niño, tenía pelo obscuro y estaba usando una gabardina gris y un sombrero café de fieltro”. De ahí nació su apodo “baby face” Nelson.

Nelson estuvo casado con Helen Gillis, el apellido original de Nelson, durante toda su trayectoria. Se decía que era un gran hombre de familia, paradójicamente. Se llevaba a sus hijos en las escapatorias y a su esposa a los descansos que tomaba con la banda de cada momento.

Hubo dos enfrentamientos importantes entre Nelson y los policías. El primero fue en el Hotel Little Bohemia, mientras tomaban un descanso de los robos, la pandilla, que incluía a John Dillinger, junto con sus esposas. Pero uno de los del hotel anunció a la policía que ahí se encontraban. Hubo una matanza, algunos lograron escapar, entre ellos, Nelson. Después de dispararle a algunos policías, lo nombraron enemigo público número uno.

Su mayor odio era hacia los policías, eso fue lo que le permitió hacer de las suyas por tanto tiempo siendo el número uno enemigo público. No tenía ningún problema en dispararle a policías si estaba buscando escaparse.

El último enfrentamiento se le llamó “la batalla de Barrington”. En ésta murieron dos agentes especiales del FBI y Nelson, que después de ser herido por 17 balas seguía disparando en su defensa, su esposa, Helen, presente en la batalla corrió lejos del suceso por órdenes de Nelson. Pero incluso muy herido, “baby face” logró escapar. Murió en una cama con Helen a su lado horas después de la batalla.

Helen quedó como una fugitiva por haber encubierto las hazañas de su esposo. Fue la primer mujer en formar parte de la lista de enemigos públicos. Se entregó ante los oficiales y estuvo un año en la cárcel.

Una historia llena de acción y escapatorias, robos exitosos y personas con muchas agallas, digna de pertenecer a la cinematografía pero trágicamente real.

 

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba