Home / Biografía / Herodes, puñal y veneno

Herodes, puñal y veneno

Antípater fue padre de Herodes, su madre Cypros era árabe; por ello y su educación helenística, fue considerado como extranjero e intruso por los hebreos. Con el favor de Julio César fue procurador de Judea en el año 47 a.C., más adelante gobernó Galilea y en el año 40 a.C. consiguió de Marco Antonino, el nombramiento de rey de Judea.

Herodes el Grande se caracterizó por gobernar por la fuerza, se mantuvo rodeado de intrigas, traiciones y asesinatos. Puñal y veneno fue su legado. Cuando logró su reinado, planeó la eliminación de la estirpe judía de los asmoneos (descendientes de los macabeos) degollando a Antígono II y su familia (asmoneos), aparte de otros 45 partidarios del antiguo régimen.

Tuvo 10 esposas, 15 hijos, 20 nietos y cientos de concubinas para quienes tuvo suficiente corazón, siempre y cuando se mantuvieran al margen de la corona. Los celos terminaron con la vida de su segunda mujer, Mariamne. La sangre de su cuñado Aristóbulo El Joven, fue derramada sin miramientos. La historia vio dos cabezas de sus propios hijos rodar, las de Alejandro y Aristóbulo, al ser delatada su conspiración por Antípatro, el primogénito. Lamentablemente, Antípatro hijo de Doris, no corrió con mejor suerte tras sucumbir a la furia de su padre.

Según el Evangelio de Mateo, Herodes fue burlado por los magos y enfureció de tal manera que envió matar a todos los niños de Belén, menores de dos años. Las cifras apócrifas refieren a unas 3,000 muertes. Sin embargo, historiadores y estudios demográficos concluyen que el poblado de Belén hacia el año 4 a.C. constaba de 300 a 1,000 habitantes por lo que la población amenazada se calcula de entre los 7 a 20 infantes varones.

En realidad, no existe evidencia de que el hecho haya ocurrido. A decir de Joseph Ratzinger, en su obra, “La Infancia de Jesús”, afirma: “Es cierto que no sabemos nada sobre este hecho por fuentes que no sean bíblicas, pero, teniendo en cuenta tantas crueldades cometidas por Herodes, eso no demuestra que no se hubiera producido el crimen”.

Flavio Josefo, historiador judío del siglo I, presenta a Herodes como un tirano cruel y se le considera como el principal instigador de la oscura leyenda de Herodes. Con todo y ello, en su obra “Antigüedades” no brinda referencia sobre ninguna matanza de menores.

Aún más, las referencias de Herodes el Grande contrastan enormemente respecto de la visión romana que, según cronistas, indican que Herodes fue lo bastante sensible con su pueblo como para deshacerse de ciertas riquezas y comprar trigo durante la hambruna del año 25 a.C. Además de impulsar el desarrollo del comercio, agricultura y poner en marcha un ambicioso plan de construcciones, todo lo anterior con el respaldo económico de Roma.

Quizá el legado de Herodes está empañado por la visión de Flavio Josefo quien deja de mencionar la reconstrucción del Templo de Jerusalén, el levantamiento de la fortaleza Antonia, fundación de la ciudad de Cesarea, emplazamiento portuario, sus grandes esfuerzos para la romanización del pueblo judío, la introducción de poetas, filósofos, historiadores, maestros de retórica para impulsar el auge cultural en la región.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba