Home / Biografía / La caída y fallida huida de Napoleón

La caída y fallida huida de Napoleón

Napo1

Era el año 1814, las fuerzas aliadas de Prusia, Gran Bretaña, Países Bajos y Bélgica se encontraban haciendo todo lo que estuviera en sus manos para derrotar a Napoleón. Finalmente, lograron tomar París el 31 de Marzo de ese mismo año, sin embargo, Napoleón se negaba a admitir tal derrota. Unos meses después, Napoleón fue vencido nuevamente en la famosa Batalla de Warloo, viéndose forzado a abdicar al trono y siendo exiliado a la Isla de Santa Helena.

Napo4

Ahora, muchos expertos afirman que en este punto, la historia tiene un plot twist. Al parecer, Napoleón consideró seriamente escapar a Estados Unidos tras la derrota, mientras el ejército prusiano avanzaba en dirección a su residencia en las afueras de París. La autora de “Napoleón y el sueño americano” Inés Murat, reveló que Napoleón pretendía trasladarse a América y dedicarse a la ciencia, pues según una carta hecha por él, “la ciencia podría mantener vivo su espíritu”.

Según Murat, el plan era depositar tres millones de francos en algún banco americano. El Capitán Bessón sería el encargado de trasladar a Napoleón escondido en la bahía de carga hasta costas americanas, pero el exgobernante de Francia declinó la idea porque “las condiciones de viaje no eran dignas de él”. La mala decisión persiguió a Napoleón hasta su muerte, el 5 de Mayo de 1821, a causa de cáncer de estómago. Algunos historiadores no están del todo convencidos con esa versión y aseguran que su muerte se debió a envenenamiento por arsénico.

Napo3

Aunque Napoleón Bonaparte no tuvo el glorioso final que se hubiese esperado, sus ideas políticas y militares de la Revolución Francesa se llevaron hasta Europa Occidental y otras partes del planeta.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba