Home / Biografía / La nieta de Marie Curie habla de los mitos

La nieta de Marie Curie habla de los mitos

Hèléne Langevin Joliot es Doctora en Física, Directora de Investigación emérita del CNRS (Centro Nacional Francés para la Investigación Científica) quien, en 1957 ayudó a poner en marcha el Instituto de Física Nuclear de Orsay, creado por iniciativa de su madre y Nobel de Química Irène Joliot-Curie, hija de Marie Curie.

A sus 90 años Hèléne está de gira presentando la exposición Maria Sklodowska-Curie: Una polaca en París, misma que, durante 2017 y 2018 (libros, material de laboratorio, conferencias y demás), ha viajado por el mundo con motivo de su 150 aniversario de su nacimiento.

Hèléne es una mujer apasionada y con gran energía vital que habla entre risas recordando los años que compartió con su madre y abuela, las Curie. Indica que es falso que las Curie hayan sacrificado su vida por la ciencia diciendo que Marie Curie es un símbolo de mujer científica y eso ha contribuido a crear mitos.

Menciona que sus padres practicaban el ocio activo, jugaban al tenis, hacían excursiones por la montaña, remaban, etc. Marie y Pierre Curie daban mucha importancia al ejercicio, así que el deporte siempre fue importante la vida de Irène y por tanto, de Hèléne. También manifiesta que si bien la pasión de sus progenitores fue la investigación, no ocupaba la totalidad de sus vidas; sus hijos fueron siempre importantes, ella se sintió amada aunque sabía que no era el centro del mundo.

Dice que su madre tenía gran curiosidad por las cosas nuevas, le enseñó el placer por la investigación, el encanto del descubrimiento, incluso cuando eran de poca importancia, el deleite de superar las dificultades y el sentimiento de compartir con el mundo entero. Comenta que su madre no tuvo una vida fácil, vivió 25 años con tuberculosis así, las memorias de Hèléne la ubican tanto en su laboratorio como descansando en su diván y mientras descansaba, le daba oportunidad para que le explicara sobre matemáticas modernas, cosa que le apasionaba a Hèléne.

Menciona que Fréderic Joliot describía a su madre como una persona “llena de felicidad y poesía tras un aspecto descuidado”.

A decir de Hèléne, la fama mediática de Marie Curie inició hace unos 25 o 30 años, momento en que se hacía visible el problema de las mujeres y la ciencia. Eve Curie, hermana de Marie, quien fuera mucho más joven y para nada científica, escribió el libro de Curie tras su fallecimiento a petición de un editor estadounidense.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba