Home / Biografía / Las perversiones del César Pt.1

Las perversiones del César Pt.1

Gaius, el Emperador Romano mejor conocido como Calígula, ha tenido una imagen manchada a lo largo de la historia. Hoy en día su nombre es sinónimo de tiranía, violencia, hedonismo y locura.

Calígula nació el 31 de agosto del año 12, fue el tercer emperador del Imperio Romano desde Augusto César y sucesor de Tiberio. Era el tercero de los hijos de Nerón, un militar capacitado, famoso y amado por el Imperio.

Su verdadero nombre era Gaius Julius Caesar Augustus Germanicus; Calígula significa “botitas” y fue un apodo que le pusieron los soldados con quienes se rodeaba cuando era pequeño, esto en razón al pequeño calzado militar que utilizaba.

Su placentera y cómoda niñez terminó el mismo día que su padre enfermó, presuntamente de cólera. Según algunos historiadores, Nerón fue envenenado por un soldado del emperador Tiberio, quien en su locura lo vio como un rival político.

Después de la muerte de su padre, Calígula vivió poco tiempo con su madre, Agripina, pero por órdenes de Tiberio, su madre y hermano fueron desterrados. Calígula fue enviado a vivir con su bisabuela, Livia, madre de Tiberio. Livia murió al poco tiempo y después de que Druso, hermano de Calígula, fuera encarcelado por traición y su otro hermano, Nerón, muriera en exilio, el joven “botitas” y sus hermanas pasaron a ser prisioneros de Tiberio. Toda esta serie de infortunios más el fantasma de que su padre había sido traicionado y asesinado, comenzaron a causarle daños psicológicos a Calígula.

Pasó el tiempo y Calígula fue trasladado a Capri, considerada como la residencia para veranear de Tiberio, y ahí pasó los siguientes seis años, siendo testigo de las innumerables atrocidades y perversiones del emperador. Orgías, violencia, asesinatos y sangre, se volvieron el pan de cada día para él.

Como espectador de primera fila, Calígula presenciaba todas las fechorías de Tiberio y tras resignarse a no salir de su cautiverio, las prácticas comenzaron a parecerle normales, llegando a formar parte de ellas, primero de manera indirecta, pero después adoptándolas y llevándolas a cabo de manera casi religiosa. ¿Síndrome de Estocolmo?

En el año 33, Tiberio otorga a Calígula el título de Cuestor y dos años después es nombrado heredero al trono junto a Tiberio Gemelo, nieto de Tiberio y primo de Calígula.

Tiberio falleció el 16 de marzo del año 37, el puesto de gobernantes de Roma cayó en los hombros de Calígula y Gemelo, cumpliendo así la voluntad del Emperador. El historiador Tácito afirma que Tiberio fue asesinado en su lecho de muerte por Macro, el prefecto pretoriano al mando de la Guardia Pretoriana, quien utilizó una almohada para terminar con la vida del gobernante en turno.

Calígula obtuvo el respaldo de Macro y otros altos militares para anular el derecho de Gemelo para gobernar en conjunto, al poco tiempo fue asesinado bajo falsos cargos de conspirar contra el Emperador. El 16 de marzo del año 37, el destino de Roma quedó en las manos de Calígula y la locura aún no comenzaba.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba