Home / Biografía / Miles Davis: Leyenda del jazz

Miles Davis: Leyenda del jazz

Miles Davis fue un compositor y trompetista estadounidense de jazz. Nació en 1926 y creció en una familia de clase media en Illinois. Desde pequeño se interesó por la música y su historia se caracterizó por haber explorado todas las fases del jazz a lo largo de su vida.

Durante la primera parte de su época comenzó con el estilo “Bebop”, un género que se distingue por la rapidez de la interpretación con variaciones rítmicas muy dinámicas y solos muy inventivos.

Miles pronto descubrió que su vocación era la música, cuando decidió dedicarse por completo a su carrera de jazzista, se vio obligado a abandonar el Instituto de Artes Musicales en Nueva York. Tras ello, llegó su segundo periodo, “cool”, durante el cual organizó un grupo con nueve músicos que tocaban un saxo alto, un saxo barítono, un trombón, un corno francés, una tuba y su trompeta. Este recién formado grupo no tardó en conseguir su primer contrato, que llegó de la mano de Capitol Records. Lograron grabar un disco, que no fue recibido con tanto entusiasmo, sin embargo, el sonido relajado del material influenció a otros músicos del “cool”.

Para Miles, el descenso comenzó unos años después, pues su vida y carrera se vieron fuertemente afectadas por la adicción a la heroína. Aunque fue también durante este turbulento periodo donde nos entregó su mejor obra, bajo el sello Prestige, causo una gran impresión en el Newport Jazz Festival y finalmente firmó un contrato con Columbia Records.

Tras superar su problema de drogas, en 1957 improvisó la música para la película L´Ascenseur Por l´Echafaud, que le consiguió una nominación para los Grammy como mejor interpretación de Jazz.

Sin duda la admiración de Miles por artistas como Jimi Hendrix le permitieron ejecutar perfectamente una fusión de jazz y rock que motivó a muchos otros músicos a experimentar para estar a la vanguardia.

En sus últimas composiciones, Davis se dejó llevar por nuevas tendencias de la época, cómo el funk y el inicio prematuro del acid jazz.

Durante mucho tiempo se especuló que Miles Davis tenía SIDA, pero oficialmente murió a los 65 años de edad, tras sufrir un paro cardiaco mientras estuvo enfermo de neumonía. Sus restos permanecen enterrados en el Cementerio Woodlawn del Bronx.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba