Home / Arte / El cine, escritura en movimiento

El cine, escritura en movimiento

El cine ha sido la industria fundamental del entretenimiento. Además de diversión es un fenómeno cultural en constante desarrollo. Posee un lenguaje propio y estructurado a partir de diversos enfoques como las artes plásticas, literatura, fotografía, filosofía, psicología, antropología, religión, política, historia y un largo etc.

Este gran invento nace en París con los hermanos Lumiere. Cerraba el año 1895, con tan solo 40 personas escépticas que se aventuraron a ingresar. La llegada del tren fue una de las vistas que provocó gran conmoción en la sala. ¡Los espectadores juraban que la locomotora les pasaría por encima!

Así fueron las primeras cintas, breves momentos de lo cotidiano pero fue tal el impacto que inmediatamente, la gente se aglomeraba en largas colas para vivir aquella increíble experiencia.

Lo que después se denominaría el “séptimo arte” fue llamado cinematografía, del griego kiné o kinema (movimiento) y graphein o graphia (escritura o dibujo). Es decir, los Lumiere habían logrado la “escritura en movimiento”.

Mientras los camarógrafos de los Lumiere recorrían el mundo filmando todo lo que era movimiento para el deleite del mundo, también en París George Méliès descubría las posibilidades de expresión dramática, que como en el teatro, podrían generar en los espectadores.

Así, este mago de feria se aventuró con la producción de los primeros breves efectos visuales frente a la cámara. De manera artesanal elaboró las técnicas de los efectos que hasta hoy se siguen utilizando. El resultado fue el nacimiento del género ciencia-ficción y el fantástico.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba