Home / Cine / El lobo de Wall Street

El lobo de Wall Street

wolf

La nueva película del aclamado director Martin Scorsese, director de películas como “Goodfellas”, “Taxi Driver”, “Los Infiltrados” y “La Isla Siniestra”, está basada en el libro de Jordan Belfort que cuenta a manera de autobiografía su alocada e increíble trayectoria en la Bolsa de Valores. De nueva vez, Scorsese escogió a Leonardo DiCaprio para protagonizar esta épica película sobre los excesos de un mundo desconocido para muchos.

Belfort llegó a Wall Street a los 22 años para ganarse la vida, pero al toparse con la crisis de 1987 se vio obligado a entrar a una oficina que manejaba acciones mínimas que costaban centavos. Inmediatamente se dio cuenta de su habilidad que tenía como vendedor y la comenzó a explotar al máximo, aprovechándose de los compradores mientras hacía una fortuna.

DiCaprio personifica a Belfort, quien poco a poco va generando la riqueza que siempre buscó y al mismo tiempo va entrando en el mundo del sexo, cocaína, y crack en el que las reglas, los compromisos y la ley no existen.

Más que narrar esa historia de decadencia, Scorsese se basa en las acciones que hay de por medio en la riqueza y la búsqueda de la misma: las adicciones.

Durante toda la película el personaje de Jordan va narrando su propia historia de manera carismática y en un tono de autocomplacencia que invita al espectador a estar de su lado. Hay incluso tomas en la que DiCaprio le habla directamente a la cámara, generando un efecto de complicidad con sus acciones. Durante toda la película vemos esta vida decadente llena de excesos, tranzas, mentiras y sexo que finalmente tiene sus consecuencias; pero todas sus acciones y decisiones son tan arbitrarias que resultan en un estilo de cuasi-comedia que muestra lo absurdo de la vida.

Sin embargo, el humor que maneja la película puede no ser para todos, pues es una herramienta para hacer más tolerable el comportamiento de los personajes y soportar sus hábitos que están muy por fuera de la ley y de la moral de muchos.

Quizá el aspecto más valioso de la película es el hecho que nunca en sus tres horas de duración, el espectador se desconcentra de la magníficamente contada historia.

Un poco falta de profundidad en el tema y excesiva en todos los aspectos para algunos, en términos cinematográficos es una película magníficamente elaborada y por supuesto, otra increíble actuación de DiCaprio que merece celebrar.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba