Home / Cine / Hannah Arendt, la película

Hannah Arendt, la película

hannah

Una película llena de cuestionamientos filosóficos que llenan de emoción al espectador y lo hacen cuestionarse sobre la realidad que se vivió durante el holocausto judío.

A partir de la biografía de la filósofa judío-alemana, Hannah Arendt, la película muestra la interesante vida y pensamientos de este gran personaje femenino.

Aunque un poco falta de acción, la historia avanza de manera fluida y los personajes están bastante bien hechos, pues la relación que existe entre ellos es profunda. La historia se muestra en un tiempo muy corto de la vida del personaje y es a través de flashbacks que se explica un poco del pasado que justifica el presente de la historia que se cuenta.

Ella nació en Alemania y se fue a París en 1933 emigrando por la privación de derechos y la persecución de los judíos en esa época. El régimen socialista le quitó la nacionalidad pero años después obtuvo la estadounidense.

La película muestra la parte de su vida en la que ya está instalada en Estados Unidos y el periódico The New Yorker le ofrece asistir como reportera al juicio del nazi Adolf Eichmann, personaje que organizó la Solución Final durante el genocidio judío.

Ella debe de escribir sobre el juicio, pero la historia se complica cuando su opinión es demasiado fuerte y el mundo permanece sensible a lo ocurrido, por lo que su opinión causa mucha polémica. En su trabajo y durante la película se explica el concepto que intenta plasmar: “la banalidad del mal”.

Lo que destaca de esta filósofa es su manera de hablar de “verdad” sin ningún sentido moralista. Encuentra a la naturaleza humana sorprendente y llega a la conclusión, en pocas palabras, que la estupidez humana puede ser la maldad más profunda.

De ninguna manera este argumento justifica el holocausto, pero Arendt se atreve a poner sobre la mesa, cierta inocencia de los que supuestamente, “estaban siguiendo órdenes”. La intención de la filósofa no era explicar la situación, era pensarla. Esto es lo que la distingue de muchos filósofos, pues ella no busca ninguna verdad o explicación a lo sucedido, busca herramientas para pensar alrededor de ella.

hannah2

Durante todo el film hay conversaciones profundas en las que el personaje de Hannah tiene oportunidad de expresar su opinión acerca de diversos temas.

En la vida real, Hannah fue influenciada por su maestro, Martín Heidegger, el cual después parece apoyar al partido nazi y decepciona de sobremanera a su discípula y amante, Arendt.

Definitivamente una recomendación de Un Día Más Culto.

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba