Home / Cine / “La Chica No Diva: Audrey Hepburn”

“La Chica No Diva: Audrey Hepburn”

  • Audrey Kathleen Ruston nació el 4 de mayo de 1929, y es conocida por ser la primera actriz que impuso la tendencia de la elegancia natural en vez de la sofisticación del glamour.  Fue la pionera de las «chicas no-divas», también reconocida como bailarina, modelo y por sus abundantes acciones humanitarias. Es considerada como una de las mejores estrellas femeninas de todos los tiempos.
  • Durante su juventud, Audrey estudió para ser bailarina, hablaba perfectamente inglés, francés, holandés e italiano, y se defendía con el alemán y un poco de español.
  • Por motivo de la Segunda Guerra Mundial tuvo que elegir una nueva profesión, la actuación. Sin embargo, durante esta época, bailaba secretamente y el dinero que recaudaba lo donaba a la resistencia holandesa.
  • Su carrera como actriz comenzaría con el film educativo Holandés En Siete Lecciones. Después, actuó en producciones musicales como High Button Shoes y Sauce Piquante. Su primer papel en una película fue en el film inglés One Wild Oat.
  • El primer papel de importancia que obtuvo fue en el film Secret People, en el que daba vida a una bailarina prodigio; Audrey hizo todas las escenas de baile. Sin embargo, el papel que la catapultó a la fama, además de ser su primer papel en Hollywood, fue Vacaciones en Roma. Debido al gran éxito fue portada de la revista Times en 1953.
  • Durante los años siguientes, Audrey se convertiría en una de las actrices más reconocidas por su inigualable belleza natural, ícono de la sencillez en la elegancia femenina y transparencia de personalidad. Fue considerada entre las más queridas y populares de la meca del cine y gozó de la amistad de casi todos sus compañeros de rodaje.
  • Para Audrey su mejor papel fue el de la hermana Lucas en Historia de una monja. En él, conoció a la protagonista real de la historia y encontraron diversas similitudes, ya que ambas eran belgas y sufrieron la guerra mundial. A partir de ese momento, Audrey se entregó más a sus labores humanitarias
  • En 1954 protagonizó Ondine junto al que más tarde sería su marido, Mel Ferrer. Audrey continuó protagonizando la obra durante el resto del año, por la que recibió el Globo de Oro a mejor actriz y el Óscar por su papel en Vacaciones en Roma. Seis semanas después de recibir el Óscar, Audrey recibió el premio Tony por su obra Ondine, convirtiéndose así en una de las tres actrices en ganar el Óscar y el Tony el mismo año.
  • Su interpretación en 1961 de Holly Golightly en Desayuno en Tiffany´s, la convirtió en un ícono del cine americano. Ella definió su papel como el “más jazz de su carrera”. Cuando fue interrogada sobre éste, dijo: «Soy introvertida. Actuar para ser una chica extrovertida es la cosa más difícil que he hecho en mi vida».
  • Hepburn se había estabilizado como una de las actrices más populares de América. En 1963 le cantó el feliz cumpleaños al Presidente Jhon F. Kennedy, como Marilyn Monroe había hecho un año antes. A pesar de todo, Audrey vivió una vida más reservada y humilde que la mayoría de las estrellas de Hollywood.
  • Estuvo casada en dos ocasiones; la primera con el actor Mel Ferrer con el que tuvo un hijo, Sean, que actualmente gestiona la fundación Audrey Hepburn Childhood. La segunda, con Andrea Dotti, un médico italiano con quien tuvo su segundo hijo, Luca. Audrey confesó que el fracaso de estos dos matrimonios le hizo sufrir mucho. En sus últimos años estuvo unida a Robert, un holandés con el que compartía labores humanitarias.
  • Su último papel lo interpretó en 1988 en la película Always, de Steven Spielberg, donde daba vida a un ángel, poco antes de ser nombrada embajadora especial de UNICEF.
  • Una de las cosas que más destacaron en sus últimos años fue la dedicación, por encima de su salud, a las causas del sida y la malnutrición de los niños en el mundo. En su último viaje, Audrey visitó Somalia, en un acto agradecido por UNICEF y que engrandecía aún más su sencilla y humana forma de entender la vida.
  • El 20 de enero de 1993, a los 63 años de edad falleció Audrey Hepburn a causa de cáncer de cólon. Ese día, Elizabeth Taylor dijo a los medios que: «Dios estaría contento de tener un ángel como Audrey con Él».
Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba