Home / Cine / Melancholia

Melancholia

melancholia

¿Qué tienen los rituales que hacen tan obvia la ridiculez del orden social? A muchos nos ha pasado que estamos en una fiesta y experimentamos el sinsentido de la situación, lo falso. La película Melancolía de Lars Von Trier nos transmite esto. No hay posibilidad de relacionarse con el mundo cuando constantemente se siente esa distancia y superioridad ante él. El “melancólico” entiende el mundo tal cual es, con su soledad y su fatalismo. El director afirma en una entrevista por Nills Thorsen, que la vida esta llena de crueldad y los momentos “felices” lo único que ocasionan  son más melancolía.

El film comienza con el personaje de Justine mientras va de camino a su boda en un intento de “normalizarse”. Aparentemente muy feliz aunque con sutiles rasgos de ironía, pues los novios van muy tarde a su boda y no parece molestarles. La boda esta minuciosamente planeada, lo que ridiculiza aún más este ritual.

En la segunda parte hay un evento astronómico. Un planeta nombrado Melancholia, escondido atrás del Sol está a punto de estrellarse con el Planeta Tierra. Como si se hiciera literal la metáfora de querer terminar con todo. No solamente las ganas de morirse del melancólico, sino las ganas de un Final.

Lars Von Trier tiene la magnífica capacidad de incomodar al espectador a través de su sobriedad para mostrar situaciones cotidianas que parecen no decir. Esperamos junto con los personajes este final, la poca incertidumbre de si se va a desviar el planeta o no para llegar a ese momento en donde los planetas chocan y nos hacemos testigos de un paisaje bellísimo. Qué mejor para complementar este sentimiento de fin, de desesperanza que con un hermoso fenómeno visual.

La melancolía está expresada durante toda la película con el modo de decir, el tono de Lars Von Trier es meramente melancólico. Nos incomodamos porque nos damos cuenta que esta emoción existe, que en muchos momentos están presentes esas ganas de desaparecer. El tiempo en la película es melancólico, las pausas, las conversaciones. No es meramente el tema de la película, es la película en sí misma.

Uno de los aspectos que agrega valor a cualquier narrativa es la capacidad del autor de mostrar una emoción a diferencia de demostrar un sentimiento. El sentimiento tiene que ver con un discurso, con un orden o descripción. La emoción es puro cuerpo. Es por eso que la película funciona, la emoción se expresa desde el personaje, no desde el discurso de la película. Melancholia es pura melancolía.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba