Home / A dónde vamos / ¿Realidad o ficción?

¿Realidad o ficción?

Una joven atractiva de clase acomodada de Massachusetts, decide tras su graduación, embarcarse en una relación sentimental con una chica fuera de lo común. Pronto descubre que su profesión como traficante de drogas es ambas cosas, una gran aventura que vivirá a sus veintitantos pero también una amenaza para su incipiente carrera.

Su joven criterio simplemente la lleva a trabajar como mula. Y lo que al inicio parecía como la experiencia más intensa de su vida, se convierte en una pesadilla de tensión, soledad y angustia.

Finalmente, diez años después, con su vida ya rehecha, el pasado la alcanza y es condenada a pasar más de un año en una prisión federal para mujeres.

¿Realidad? ¿Ficción? ¿Material para mini serie?

Se trata de la vida de Piper Kerman quien relata sus vivencias respecto de los 13 meses que pasó en prisión. Tras dejar a su novia narcotraficante, Piper vivió seis años de tranquilidad. Pero un día, la policía se presenta en su casa comunicándole que estaba acusada de conspiración criminal.

Orange is the new Black. Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres, Es el relato que finalmente derivó en la serie que actualmente conocemos en Netflix. La serie fue una de las mejores del 2013 que no hicieron más que catapultar las ventas de su libro.

Al respecto Kerman menciona que probablemente, la mayor mentira sobre una prisión de mujeres es que la mayoría ha cometido crímenes violentos y no es así. También cuenta que desarrolló amistad con varias reclusas con quienes mantiene contacto. Dicha amistad la observa como un tesoro importante.

Echando la mirada atrás, Kerman indica que, en un principio, no pensó que estuviera haciendo algo malo. No creía que llevar una maleta llena de dinero cuyo origen era el tráfico de drogas, fuera algo tan criminal, pese a reconocer que sabía que era ilegal. Sin embargo, tener la maleta llena de dinero en sus manos, lo cambió todo. Indica que fue algo muy arriesgado, le ocasionó miedo y después de eso, decidió acabar con todo ello y volver a casa.

Actualmente, Kerman trabaja como consultara de comunicación en una empresa dedicada a la asesoría de ONG´s y fundaciones filantrópicas dedicadas a apoyar a mujeres reclusas.

Estados Unidos tiene el 5% de la población mundial y abarca el 25% de toda la población reclusa del mundo. El número de mujeres reclusas se ha incrementado un 800% en los últimos 30 años y la mayoría está ahí por consumo y/o tráfico de drogas.

Finalmente dice “El mundo de las prisiones está muy, muy escondido, nadie sabe lo que ocurre realmente ahí dentro, la gente tiene curiosidad. Y por ello decidí escribir el libro”.

Así la historia de una “chica bien” que con su relato permite una mirada a la realidad tras las barras de Estados Unidos donde manifiesta que son las poblaciones afroamericanas y latinas las que más sufren los costes económicos y sociales frente a las leyes estadounidenses, donde es patente la diferencia en la severidad de las condenas dependiendo del trasfondo racial de las reclusas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba