Home / Cultura General / ¿Alguna vez te has subido al globo aerostático?

¿Alguna vez te has subido al globo aerostático?

Joseph-Michel Montgolfier nació el 26 de agosto de 1740, y su hermano Jacques-Étienne Montgolfier el 6 de enero de 1745, pero son conocidos como los inventores del globo aerostático. Se ha dicho que Bartolomeu Lourenco de Gusmao creó la primera máquina voladora aerostática. Ahora es momento de subirnos a la canastilla, y emprender un viaje por el tiempo.

Los Montgolfier eran hijos de un fabricante de papel. Cierto día, mientras jugaban con bolsas de papel invertidas sobre el fuego, descubrieron que las bolsas subían hasta el techo. Su curiosidad los llevó a experimentar con bolsas más grandes y materiales más ligeros. En 1782 hicieron pruebas a cubierto con seda y lino, consiguiendo un lanzamiento al aire libre de una bolsa de la tela de 18 m³, que alcanzó una altitud de 250 m.

El 4 de junio de 1783 llevaron a cabo su primera demostración pública; hicieron subir una bolsa esférica de lino forrada de papel de 11 metros de diámetro, 800 m³ y un peso de unos 226 kilogramos, llena de aire caliente. Su vuelo recorrió 2 km y duró 10 minutos.

Los siguientes ensayos enviaron por primera vez, seres vivos en una cesta enganchada al globo; una oveja, un pato y un gallo. Así, investigaban los efectos del aire en la altura. Este experimento se realizó en Versalles, ante Luis XVI de Francia, a fin de obtener su permiso para un siguiente ensayo de vuelo con humanos. Se realizó un ascenso el 15 de octubre, a una altitud de 26 m.

En 1783, Pilatre de Rozier y Marquis d´Arlandes hicieron el primer vuelo tripulado por humanos. Volaron durante 25 minutos a una altura de unos 100 metros sobre París, logrando una distancia de nueve kilómetros. A los globos se les llamaba montgolfiere o monogolfiera.

A partir de ese momento, sucedieron diferentes vuelos, incluyendo uno a través del Canal de La Mancha el 7 de enero de 1785 por parte de Jean Pierre Blanchard y John Jeffries.

Pronto los globos de aire caliente fueron reemplazados por globos de hidrógeno, y no volvieron hasta los años 1960, cuando la empresa Industrias Raven mejoró la seguridad del diseño del clásico globo de Montgolfier. Ahora utilizaban nylon para el globo, y propano como combustible por el quemador.

Sin duda, es uno de los más bellos inventos del hombre. Su utilidad puede ser superada por muchos otros objetos. Es más veloz un avión, es más cómodo un automóvil. Pero un viaje en globo, regala los mejores recuerdos, las mejores vistas, y una de las mejores experiencias que se pueda tener. Así que si quieres vivir algo incomparable, busca un paseo en globo aerostático y aprovecha para contarles a los demás tripulantes, sobre el origen de esta cosa majestuosa.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba