Home / Cultura General / El Ángel es una diosa

El Ángel es una diosa

Sobre la glorieta ubicada en avenida Paseo de la Reforma, cruzando con el Eje 2 Poniente Río Tiber y Florencia, se encuentra una figura que embellece la ciudad; símbolo de la capital, punto de festejos y manifestaciones, que nos recuerda 206 años de independencia.

Ni  López de Santa Anna, ni Maximiliano de Habsburgo lograron concretar sus respectivos proyectos para crear un monumento que honrara la Independencia de México y sus héroes. Fue Porfirio Díaz quien, con ayuda de Antonio Rivas y Enrique Alciati, logró erigir la célebre columna.

Rivas tomó inspiración de un recorrido que hizo por Europa, las construcciones que vio lo llevaron a elegir a Niké, la diosa griega alada de la victoria como inspiración para la creación del Ángel de la Independencia.

En la base del monumento hay cuatro representaciones diferentes del calendario azteca, también cuenta con una túnica de origen griego para representar la democracia, mientras que el tocado de la Victoria alada es romano; representa a la República.

En una mano tiene un laurel para homenajear a los próceres, que se encuentran depositados en un pequeño mausoleo dentro del mismo monumento. En su otra mano tiene una cadena que simboliza los 300 años que fuimos gobernados por España.

Al inicio de las obras de cimentación en 1902, el general Díaz colocó la primera piedra y dentro de ella depositó un cofre dorado con el Acta de Independencia y monedas de cuño propias de la época.

El 16 de septiembre de 1910 se inauguró el monumento con motivo de celebrar el centenario de la Independencia de México.

La obra tuvo un costo total de 2 millones 150 mil pesos.

Trece años después de su inauguración comenzaron los trabajos en el interior para construir tres nichos que albergarían urnas con los restos de diferentes Héroes de la Independencia. En 1925 se trasladaron los restos de Morelos, N. Bravo, Matamoros, Hidalgo, Allende, Aldama, Guerrero, Quintana Roo y Leona Vicario, desde la Catedral Metropolitana y otros puntos del país.

Actualmente el Ángel de la Independencia simboliza la lucha y victoria, por eso la gente continúa reuniéndose ahí para festejar y protestar acontecimientos que van desde partidos de fútbol hasta injusticias políticas.

México vibra con este monumento.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba