Home / Cultura General / Había una vez un tiempo en que… ¡Moscú se quedó sin Vodka! Y no es cuento. Entérate:

Había una vez un tiempo en que… ¡Moscú se quedó sin Vodka! Y no es cuento. Entérate:

celebración Rusia

Resulta difícil de comprender cómo es que la cuna del vodka se pudo haber quedado sin esta tradicional bebida, pero todo estuvo vinculado con las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

El Soviet Supremo escogió el 9 de Mayo como un día para celebrar la victoria conseguida por los aliados sobre la Alemania Nazi, esto tras cinco tortuosos años de invasiones, muerte y miseria. Además de la devastadora destrucción de sus ciudades e infraestructura, tuvieron que lidiar con la muerte de aproximadamente 30 millones de ciudadanos y cuerpos militares soviéticos, algo que jamás se podría borrar de la memoria del pueblo y del mismo gobierno. Para ojos de ellos, este no había sido un conflicto de carácter internacional, sino “La Gran Guerra Patriótica” en la cual la gente de Rusia había cargado con la mayor parte de las bajas generadas por el conflicto.

Lo anterior sirve de preámbulo para entender la magnitud de tal celebración. De manera oficial, el anuncio llegó a la 1:10 de la mañana a través de la frecuencia Radio Moscú. No fue ni siquiera necesario animar al personal, en pocos minutos toda la gente en pijama se atiborraba en las calles montando improvisadas fiestas multitudinarias, algo digno para la historia.

Congregación rusa

Hubo un corresponsal estadounidense que pudo presenciar este magno evento y se refirió a la celebración como “un mar de vodka”. Otros testigos comentaban que tuvieron que comprar una botella de la bebida en las estaciones de tren aledañas, porque en palabras suyas, “fue imposible hacerse de una en las licorerías populares”.

El Día de la Victoria fue celebrado entre familias, caseros y vecinos. Se bebió por la victoria y por los muertos, pero sobre todo con la esperanza de que nunca se repitiera una masacre igual.

La noche del 9 de Mayo cuando Stalin se dirigió a su pueblo, pocos lograron escucharlo, la mayoría se encontraba totalmente borrachos o durmiendo a causa del alcohol.

Para el 10 de Mayo el vodka estaba completamente agotado, ¡se lo habían tomado todo! Las pocas personas que aún podían permanecer en pie y con ganas de seguir la fiesta, no pudieron encontrar ni una gota del codiciado licor. Ni siquiera en los almacenes de gobierno tuvieron suerte, todo había terminado en los estómagos de políticos y juerguistas.

VE Day

 

El gobierno estaba claramente preocupado por la euforia de la celebración, existía la preocupación de que los ciudadanos se aprovecharan del momento para levantarse en contra del opresivo gobierno, sin embargo, dos días después todo volvió a la normalidad.

Razones para celebrar sobraron, tiraron la casa por la ventana y aquellos que no se despegaron de la botella supieron muy bien cómo hacerlo. Realmente no se les puede culpar, cualquier habría celebrado de la misma manera.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba