Home / Cultura General / Ciencia y registros Akáshicos

Ciencia y registros Akáshicos

Akasha es una palabra en sánscrito que significa éter. En la filosofía hindú, Akasha era considerado el primero y más fundamental de los elementos: aire, fuego, agua, tierra y éter.

Por su parte, los registros Akáshicos se refieren a un concepto rodeado de esoterismo que se cree, contiene todo el conocimiento universal humano y de la consciencia colectiva. Todo esto, de alguna manera, contenido en lo que los antiguos denominaron éter.

Hoy se sabe que el vacío en realidad está lleno de partículas infinitesimalmente pequeñas denominadas quantums y no de éter como se suponía en la antigüedad, sin embargo, el concepto prevalece como uno de los elementos fundamentales del universo.

Ya en otra entrada (http://undiamasculto.com/tecnologia/la-fisica-cuantica-la-consciencia/) Stuart Hameroff señalaba sobre la superposición de las partículas y su relación con una consciencia cuántica probable vis a vis el sistema conscientemente observado.

Al respecto, el matemático John von Neumann aporta con su cálculo que la información de una vida media es casi un tres seguido de veinte ceros de bits. Cantidad tan enorme de datos que resulta difícil que pueda almacenarse en el cerebro. Una solución, podría ser que esos datos, se guardaran fuera del cuerpo, es decir, en el campo cósmico que envuelve al organismo donde el cerebro simplemente se sintonizaría. ¡Tal como lo razona Hameroff!

Igualmente, físicos y científicos están descubriendo que la información se extiende más allá de la mente de cada persona e incluso, más allá de todas las personas juntas. El físico David Bohm explica que la información la produce el mundo real y la transmite un campo fundamental que está presente en toda la naturaleza.

La Ciencia con mayúscula, todavía no tiene una respuesta, sin embargo, trabaja arduamente en la teoría del todo; empeño científico altamente ambicioso de la física cuántica, basado en la teoría de cuerdas y supercuerdas (denominado así debido a que las partículas elementales son consideradas como filamentos o cuerdas vibrantes) para describir todas las leyes del universo.

Sin embargo, a decir de Ervin Laszlo, está destinada al fracaso ya que variables como la vida, mente y cultura no están integradas en esta teoría unificadora.

A propósito de Laszlo, quien fuera el dos veces nominado al Premio Nobel de la Paz, relevante exponente de los sistemas filosóficos y de la teoría de la evolución general, con 74 libros y más de 400 artículos, apuesta por la existencia de los registros Akáshicos.

Laszlo explica que la física cuántica y la biología evolutiva apuntan a la existencia de un campo cósmico de interconexión. Menciona que diversos estudios han probado la existencia de una subestructura en el vacío cósmico con las ondas de torsión fantasma donde, el campo electromagnético específico de una molécula de ADN expuesta a un rayo láser, prevalece incluso después de que la molécula es retirada.

Menciona que los campos de información alimentan a toda la vida, incluyendo la psique humana y su consciencia. Expone que la mente humana tiene una gran capacidad de interconexión donde el cerebro es la herramienta que puede acceder a esa red informática.

Finalmente, describe al universo como una unión de campos continuos y fuerzas que llevan información en lugar de energía, es decir, un universo informado, lleno de significado y que se presenta de manera entendible.

¿Quizá se referirá a los campos morfogenéticos de Sheldrake? (http://undiamasculto.com/medio-ambiente/campos-morfogeneticos-la-nueva-ciencia/)

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba