Home / Cultura General / Convenciones sociales obsoletas

Convenciones sociales obsoletas

costumbres

Las convenciones sociales están basadas en acuerdos implícitos o explícitos de un grupo social más que en la realidad externa. Pero ¿cómo definimos la realidad externa? Es verdad que nuestra existencia muchas veces se rige por la sociedad que nos rodea, pero si consideramos las necesidades más primarias del ser humano, podemos separarnos de estas normas sociales y encontrarnos con las urgencias humanas como comer y luchar por la vida.

Cuando las normas sociales se vuelven cuestionables, es cuando estás necesidades se ven obstruidas por un comportamiento impuesto.

Esta es una historia que comprueba cómo las convenciones sociales pueden llevar a acciones extremas que pierden la objetividad de la supervivencia del ser humano. Algunas reglas sociales son importantes para la organización de un grupo humano, pero otras son verdaderamente obsoletas.

Hay ejemplos de estas situaciones como lo es el comportamiento específico en una mesa o ante alguna figura importante.

Esto en un extremo ocasionó la muerte de una reina llamada Sunandha Kumariratana a la cual se le tenía prohibido ser tocada por civiles. La reina y su hija se dirigían a su Palacio de Verano llamado Bang Pa-In Royal cuando su barco se volcó y los tripulantes tenían prohibido, con razones de vida o muerte, tocar a la realeza de Tailandia. La reina y su hija se ahogaron observadas por toda la tripulación.

Un ejemplo en la historia que demuestra cómo tenemos que renovar las tradiciones y convenciones sociales pues éstas en realidad deberían de tener como objetivo principal mejorar nuestra convivencia y no volverla más complicada.

En la actualidad, ha habido diferentes cuestionamientos sobre algunas costumbres sociales. Un ejemplo de esto es el uso de traje y ropa formal para trabajar. Sigue habiendo algunas profesiones que por su demanda de seriedad lo requieren, pero hay muchas otras que por el contrario, exigen creatividad y libertad. Lo que resulta en que la etiqueta rigurosa limite el trabajo de las personas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba