Home / Biografía / El crimen perfecto

El crimen perfecto

cooper

En 1971, un hombre registrado como Dan Cooper subió a un Boeing 727 en Estados Unidos. El sujeto cubrió sus gastos en efectivo y actuó con normalidad buena parte del vuelo, hasta que se acercó a una azafata y le dijo que en su maletín tenía escondía una bomba y en caso de no cumplir todas sus demandas, la haría estallar.

Las autoridades se dieron cuenta que el acto no podía ser tomado a la ligera, así que decidieron entregarle doscientos mil dólares en efectivo más cuatro paracaídas que habían sido solicitados por Cooper como forma de rescate. El hombre recibió lo que necesita, así que dejo libres a los pasajeros pero ordeno al piloto reanudar el vuelo.

A las 20:00 horas tomó un paracaídas, abrió una compuerta y saltó con una maleta repleta de dinero en sus brazos. La espesa neblina combinada con la oscuridad hizo que nadie lograra verlo, perdiéndose entre el cielo nocturno.

La historia parece sacada de una película hollywoodense, pero es un caso real y aún no resuelto por las autoridades. Luego de la hazaña, se iniciaron intensas búsquedas e investigaciones durante décadas, pero hasta el día de hoy, no se han encontrado mayores pistas sobre Cooper y el dinero desaparecido. Nadie nunca supo su verdadera identidad, pero existen diferentes retratos hechos gracias a los testimonios de los rehenes del avión.

cooper1

Algunos expertos aseguran que se debió tratar de un ex militar con amplio conocimiento de paracaidismo o bien un ladrón inexperto que al no tener ninguna experiencia, nerviosamente decidió saltar desde un avión comercial, algo sumamente peligroso.

El FBI tuvo miles de sospechosos a lo largo de los años, pero nunca estuvo lo suficientemente cerca de atrapar al verdadero secuestrador. La única pista que encontraron las autoridades fue una cartulina con instrucciones escritas de cómo abrir la puerta trasera de un avión y alrededor 5 mil dólares que correspondían al mismo dinero del rescate, esto según las series de los billetes.

Después de 45 años, el caso ha sido cerrado, pues el FBI no ha encontrado nueva evidencia ni pistas que ayuden a capturar al infame ladrón, que muchos presumen murió tras el salto. Sin embargo, aunque el caso ya no será activamente investigado, las autoridades esperan alguna pista o indicio que les permita capturar a este infame ladrón.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba