Home / Cultura General / El Kilt

El Kilt

faldahombreTal vez, su simple nombre no te diga nada concreto así que te daré algunas pistas: es una prenda de vestir, es una falda, no es usada por mujeres. ¿No sabes aún? Se trata del kilt, la prenda típica de Escocia y la has visto lucir en las piernas de Mel Gibson en su personaje de William Wallace en Corazón Valiente. Aunque es una falda, solamente es utilizada por hombres y en la actualidad, únicamente en ocasiones especiales como traje de gala.

Existe la afirmación de que el color del kilt es lo que diferencia tradicionalmente a los diferentes clanes provenientes de la región de las Highlands. Lejos de ser un vestido tradicional highland, fue inventado por un inglés después de la Unión de 1707.

Su origen está en la prenda llamada feileadh mor, una túnica larga y sin confeccionar, de unos cinco metros de largo, que se recogía y luego se ataba con un cinto para cubrir tanto el cuerpo como las piernas. De la cintura para abajo, la feileadh mor se parecía a la actual falda pero más larga, mientras que la tela sobrante se colocaba por encima del hombro y se sujetaba con un broche. La parte de arriba se podía colocar por los hombros de diversas maneras, dependiendo de las exigencias del tiempo, la temperatura o la libertad de movimiento necesaria.

La feileadh mor se simplificó prescindiendo de la parte de arriba y dejando únicamente el cinturón y una falda más corta. La prenda resultante recibió el nombre de feileadh beg, o kilt pequeño. Según se cree, esta transformación tuvo lugar a instancias de un inglés, quien consideró que sus empleados necesitaban una mayor libertad de movimiento para desempeñar su trabajo.

Tras la derrota de los jacobitas en 1746, se prohibieron el kilt y otros elementos de la vestimenta.  El kilt no desapareció durante estos años gracias a su adopción por los regimientos de las Tierras Altas al servicio del ejército británico. Sin embargo, durante los últimos 200 años, la falda escocesa se ha convertido en un símbolo considerable del orgullo escocés.

Los actuales regimientos de Highlanders aún suelen llevarlo, pero ya no constituye una prenda de vestir de diario en Escocia. Se ven hombres con faldas escocesas sobre todo en celebraciones como bodas, juegos de las Tierras Altas, galas y eventos de Estado y otros acontecimientos similares.

Los kilts actuales constan de hasta ocho metros de tela muy plisada en los costados y el trasero, y las tablas están cosidas únicamente a la altura de la cintura. Los diseñadores de moda han intentado actualizar la falda para atraer a un público más amplio prescindiendo de los cuadros o usando otros materiales, como el cuero. A pesar de que siempre se ha dicho que los kilts son prendas muy ceremoniosas y caras, la realidad es que en la actualidad los precios se han popularizado bastante y pueden encontrarse kilts al precio de otro tipo de prendas de vestir.

Aunque el Kilt es la falda masculina más reconocible en el mundo, para muchas culturas el uso de faldas es considerado uso exclusivo de las mujeres, por lo que hasta hoy en día sigue habiendo rechazo a las culturas y hombres que las usan. Y es que las diferencias entre los hombres y mujeres están cada vez más marcadas, y no hablamos de las diferencias físicas. El hecho es que ésta prenda de vestir nos transporta a un tiempo y lugar remoto, antiguo y mágico, es uno de los patrimonios de la humanidad, tan válido y tan valioso como cualquier traje típico de nuestras culturas antiguas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba