Home / Cultura General / El origen del Teddy Bear

El origen del Teddy Bear

teddy_bear_amazing_best_wallpapers_images

Los Teddy Bears son los primeros osos de peluche que existieron y se elaboraron en los Estados Unidos, pues siempre ha sido una ironía que un símbolo de apapacho y seguridad esté basado en uno de los animales más feroces y peligrosos de la fauna.

De hecho, la historia de los osos Teddy es bastante curiosa por su mismo carácter irónico. Se cuenta que el presidente Theodore Roosevelt viajó a Mississippi por un desacuerdo que había en la frontera con Louisiana. Los gobernadores de ambos estados invitaron al Presidente a ser el árbitro de la disputa. En su tour del territorio en disputa, Roosevelt decidió hacen un viaje de caza de cinco días para encontrar a osos negros.

La visita del presidente atrajo a una gran cantidad de reporteros que anunciaban cada movimiento de Roosevelt. La historia estaba caliente cuando el presidente tenía el gran objetivo de tener un oso de trofeo. Por cuatro días, la prensa reportó poco sobre la disputa del territorio y ahondó sobre sus intentos de caza. En el quinto día, uno de los compañeros del presidente, decidió ayudarle y detuvo y amarró a un oso para que Roosevelt lo matara. Pero cuando se acercó a ver al animal, decidió que era una actitud anti-deportiva matar a un oso que ya estaba indefenso.

La acción del Presidente asombró a la nación. El líder caricaturista Clifford Berryman dibujó al Presidente Roosevelt dándole la espalda al oso atado del cuello. Al siguiente día, el Washington Post publicó una segunda caricatura poniendo al oso como una bestia amable instaurando una imagen del oso como uno amigable en la imaginación en general.

teddy-bear-cartoon-1902-granger

A esta altura de la historia, entra una pareja de migrantes rusos judíos que no tenían dinero ni para comer en Nueva York. Rose y Morris abrieron una pequeña tienda para salir de sus problemas en la que vendían de todo. Rose se dedicaba a ensamblar juguetes y fue así que Morris le sugirió a Rose que hiciera una réplica del oso que se representaba en las caricaturas de Berryman.

Esa noche, Rose terminó el oso que bautizó como “Teddy Bear”. Para su sorpresa, muchos clientes estuvieron interesados en comprarlo, por lo que la pareja empresaria decidió pedirle permiso al presidente para usar su nombre. Fue así que Theodore, sin problema, accedió y los Michtoms elaboraron una gran cantidad de Teddy Bears que los hicieron abrir su juguetería llamada Ideal Toys que se convirtió en el negocio familiar hasta 1970.

El Teddy Bear original que fue enviado a los hijos de Theodore, sigue en existencia expuesto en el Smithsonian. Y ahora todos compramos osos de peluche que nos parecen cariñosos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba