Home / Cultura General / ¿Espiritualidad surfer?

¿Espiritualidad surfer?

surf

El surf es un deporte que se relaciona con una cultura relajada pero esta actividad no es nada fácil de lograr. Se necesita de mucha practica y dedicación y por supuesto, muchos pantalones para enfrentarse al mar.

Los deportes pueden provocar pasiones semejantes a las que provocan las guerras religiosas. En el caso del surf la pasión gira alrededor del mar y de la sensación de estar sobre la tabla. No por esto queremos decir que los surfers no son competitivos y no quieren ganar cuando entran a una competencia.

Lo que sí es verdad es que dentro de una comunidad de surfers, hay una espiritualidad inminente, hay algo del mar que les recuerda que hay algo más grande que el hombre y que el azar del mundo y la naturaleza está presente siempre.

Y es que las religiones comenzaron así, con la contemplación extrema de la naturaleza que sensibiliza los sentidos y le recuerda su humildad al hombre.

El surfista Jack Serong ha comentado que los rituales son parte de la vida de los surfistas, una religión que no incluye a mártires sino a amigos, por lo que cuando uno muere, sus amigos se reúnen en un círculo en el mar y sentados en las tablas dejan caer sus cenizas mientras cada uno habla desde su pérdida.

surf2

No importa de qué religión sean los surfistas, cada vez que entran al mar son parte de una comunidad que está consciente de la magia de la naturaleza. Se cuenta que en Gaza, los israelíes y palestinos surfean juntos, comparten olas. Dejan a un lado siglos de diferencias con el fin de surfear.

Las reglas que se van creando alrededor de una comunidad de surf son implícitas, se debe de mostrar respeto a los que esperan las olas para hacerlo con la mayor seguridad posible.

También tienen que desarrollar en demasía la paciencia, aparte de que es un deporte que toma mucho tiempo en aprender, las olas no llegan cuando uno las desea, el mar decide cuando enviarlas.

Y es que estar en la naturaleza siempre le saca lo espiritual al hombre, en una novela de Steven Kotler sobre el surf la ciencia y la espiritualidad se juega con la metáfora de la ola y la muerte de la misma “Agarras una ola en la cúspide de su vida, en el momento en el que empieza a cumplir su destino final, y el viaje termina cuando esa ola ha cumplido con ese destino. Lo que está pasando en realidad cuando surfeas es una especie de danza de la muerte compartida”.

[The huffington post] [pijamasurf]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba