Home / Cultura General / “Hip, hip, hurra”; ¿La victoria contra los judíos?

“Hip, hip, hurra”; ¿La victoria contra los judíos?

Jerusalén azotada por Roma

Quizá has escuchado e incluso vitoreado a algún equipo con esta porra. Pues no es casualidad que sea una cantaleta tan famosa.

La historia de esta sencilla muestra de victoria se remonta al año 70 dC cuando el general romano Tito finalmente hizo caer la ciudad de Jerusalén destruyéndola completamente, arrasando y prendiendo fuego al Templo Santo tras cuatro largos años de asedio.

Esta hazaña tendría que ser comunicada a la brevedad y la ansiada victoria fue transmitida a Roma en un mensaje codificado con las siglas HEP, Hierosolyma Est Perdita que traducido a nuestro español, quiere decir Jerusalén está perdida o bien, Jerusalén ha caído.

Habiendo llegado el mensaje a su destino, el senado romano gritó con ánimo jubiloso Hep, hep, hurra.

La exclamación hurra, proviene del latín arru, que encuentra su origen en el dios griego de la guerra Ares. Es decir, los romanos atribuyeron la caída de Jerusalén y destrucción del Segundo Templo a la intervención del dios Ares.

Posteriormente, esta frase fue utilizada por los cruzados y cosacos como un grito burlón antisemita que a su vez, fue retomado en 1819 cuando los alemanes y países vecinos empezaron a utilizar este grito cuando iban a la caza de hebreos.

Así fue que este famoso suceso trascendió los anales de la Historia.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba