Home / Cultura General / Kant y el sexo objetificante

Kant y el sexo objetificante

Immanuel Kant es uno de los filósofos más socorridos por el pensamiento feminista. Su visión moral hace una crítica de la objetificación sexual y para algunas feministas, el género femenino es una construcción sociocultural que asume el rol de un objeto ante la masculinidad.

Para Kant, en sus Lecturas sobre ética, el deseo sexual es moralmente condenable pues tiene su centro en el cuerpo haciendo ver a los objetos del deseo como sólo eso: una cosa, un instrumento para satisfacernos, y tan pronto el deseo se haya saciado, la cosa se vuelve desechable.

immanuel-kant

Otro de sus argumentos en torno al sexo, es que este tiene el poder de hacer que el deseo eclipse a la razón y comprometa la integridad de las “cosas” para lograr su cometido. Es así como en incontables ocasiones, se han cometido engaños, mentiras y demás acciones manipuladoras que hacen que la persona se enajene, pretenda ser de una manera que no es reduciendo su dignidad humana y objetificando, tanto a terceros como a sí mismo.

por-que-los-hombres-mienten-a-las-mujeres

Raja Halwani, un profesor del Instituto de Arte de Chicago, explica que para Kant, el ser humano tiende a sucumbir por lo que quiere hacer, en vez de hacer lo que se debe, de tal forma que, la moral es la fuerza que detiene nuestros más obscuros impulsos y nos centra en la realidad. En este sentido, Kant considera que la única forma en la que el sexo no sea degenerante es por medio de una relación monogámica dentro de la ley, así, la relación sexual es más bien un intercambio y una comunión.

En cierta forma, lo concibe como un erotismo espiritual en donde una persona se entrega completamente su pareja, otorgándole la propiedad de su ser pero ésta a su vez, se entrega de vuelta y es así como la persona consigue ganarse a sí misma de nuevo en una comunión y unidad de voluntad.

Aun así, la idea de que una sexualidad digna sólo se concibe dentro del matrimonio monogámico resulta un tanto anticuada. Hoy en día, sería más adecuado interpretarlo como una relación de igualdad en la que, voluntariamente, sin buscar la manipulación, y bajo las mismas (o similares) condiciones, se entrega al acto sexual.

placer

Indudablemente hay relaciones que buscan apropiarse de la otra persona bajo una dinámica de desigualdad, en muchas ocasiones, debido a las construcciones de género o clase dentro de una sociedad, en donde se busca ejercer poder sobre la otra persona o simplemente, estas construcciones están tan arraigadas al sujeto que no es capaz de entender a la persona y su existencia en sí, desde una perspectiva igualitaria.

Igualdad, voluntad y placer en armonía podría ser una de las fórmulas para el deseo sexual sin alienar ni objetificar a nadie y, en ese momento, el sexo se vuelve satisfactorio y supremo.

frutas_que_incrementan_el_placer_sexual_ok

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba