Home / Cultura General / Kepler y los días más largos

Kepler y los días más largos

Kepler

Cada año, los primeros días de enero, la Tierra pasa por un punto llamado perihelio de su órbita, dentro del cual encuentra su menor distancia con respecto del Sol. Para los que vivimos en el hemisferio norte, esta aproximación ocurre durante el invierno, mientras que en el sur es verano.

Las estaciones (aunque pueda parecer intuitivo) no dependen de la distancia entre la Tierra y el Sol, sino a causa de la inclinación entre el eje de rotación de la Tierra. Cuando nuestro planeta está más cerca del Sol, el polo norte apunta en dirección opuesta a éste, por lo que en el hemisferio norte los días son más cortos y se recibe menos luz, además de hacerlo de forma tangencial.

kepler2

Así, en la época del perihelio el hemisferio norte se caliente menos que en otras épocas del año, esto a pesar de la proximidad que hay con el Sol, mientras que en el hemisferio sur, al apuntar el polo sur de la tierra hacia el Sol, pasa todo lo contrario, por eso los días en esa época del año son más largos y la luz cae de forma más directa.

Ahora, el hemisferio norte tiene más tierra que el sur; ésta es más fácil de calentar que el agua, por eso globalmente, el lado con más agua hace que los veranos sean más fríos que en el norte.

Como lo dice la segunda ley de Kepler, la velocidad en que la Tierra recorre su órbita no es siempre la misma y va más rápido cuando está cerca del sol y más lenta cuando está lejos, algo similar a cuando se lanza una piedra en vertical hacia arriba y luego cae.

Todo esto hace que los veranos en el hemisferio norte duren aproximadamente cinco días más que el invierno.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba