Home / Cultura General / La Belle Époque

La Belle Époque

belle-epoque

La Belle Époque es una expresión en francés que se usa para designar una época en la que el mundo aparentaba prometer lo bello de la tecnología, el capitalismo y la organización social.

A finales del siglo XIX se expandió el imperialismo y los descubrimientos científicos. Las personas comenzaron a tener fe en la ciencia y en la palabra “progreso”. Fue uno de esos momentos históricos en los que el mundo parecía estar mejorando para el beneficio de la humanidad.

Esto fue exclusivamente en Europa, en donde las calles cada vez se embellecían más. Lo más interesante es que esta expresión no se utilizó hasta que la época dio su término con el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Es como comúnmente ocurre la sociedad, sólo somos capaces de apreciar lo bueno en retrospectiva.

Fue un momento histórico en Europa en la que los obreros comenzaron con los sindicatos y los partidos políticos se empezaron a interesar por el socialismo. Hubo movimientos políticos con pensamientos importantes que se nos han heredado hasta estos tiempos, así como la fundación de corrientes ideológicas como el conservadurismo y liberalismo. El positivismo tuvo su auge, ya que la ciencia parecía poder explicarlo todo.

La arquitectura se destacaba por su belleza, la construcción de los boulevards de las calles europeas, los cafés y cabarets demostraban lo bien que estaba la economía y se regodeaban mostrando la fineza y el buen gusto.

La cotidianidad burguesa se hizo de sus clásicas visitas a las galerías de arte y conciertos en salones. Incluso la clase media era capaz de hacer actividades recreativas sacando provecho de su desarrollo económico.

Pero ni china, Japón o Estados Unidos entraban en esta selección de países tan desarrollados. Todo parecía menor ante La Belle Époque.

París se convirtió en el lugar idílico para encontrar la inspiración tanto artística, como científica y de conocimiento.

Pero regresamos a esta mirada en retrospectiva. Es sólo cuando se desata la Gran Guerra que los europeos voltean al pasado y se encuentran con La Belle Époque. No necesariamente es que las personas eran más felices o París más bello, es que la guerra era tan horrible que sólo le quedaba a la humanidad ver hacia atrás para intentar rescatar eso que quedaba en su memoria para poder ver hacía delante con una esperanza.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba