Home / Cultura General / La escritura japonesa

La escritura japonesa

genji

Se cuenta que el origen del japonés es un misterio, aunque es evidente que sí hay una influencia asiática en su manera de escribir, la gramática y la estructura del lenguaje es completamente diferente. Los japoneses ya hablaban un idioma cuando conocieron los símbolos chinos  y los utilizaron como herramienta para comenzar a escribir, por lo que su gramática resultó en una muy distinta. Esos símbolos “prestados” fueron evolucionando y se convirtieron en lo que es el alfabeto Kanji del japonés actual.

Alrededor del siglo X los japoneses desarrollaron sus propios sistemas de escritura silábicos llamados hiragana y katakana, con ellos se desarrolló la gramática japonesa y por eso comenzó su tradición literaria y un boom en el cual el máximo exponente fue Genji Monogatari.

El alfabeto hiragana es un silabario con 68 símbolos, todos estos se escriben sin espacios, es difícil de aprenderlo ya que hay una gran cantidad de palabras homófonas.

El katakana se usa para escribir palabras de origen extranjero que se han introducido en el japonés, por ejemplo las palabras modernas como “computer” se dice en japonés “Conpyuutaa”.

Pero el Kanji es el que más se conoce, proviene de la escritura Hanzi China y son un grupo de símbolos que tienen uno o varios sentidos, tienen diferentes pronunciaciones y se combinan entre ellos para formar palabras con varios sentidos. Es lo más difícil para los que intentan aprender el idioma. De hecho a los japoneses les toma 10 años aprender a escribir estos caracteres. Hay más de 40,000 kanjis pero oficialmente se debe de conocer una lista de 1945 y esa lista se conoce como joyo kanji. En primaria aprenden 1006 y en secundaria el resto. Cuando en algún texto aparecen kanjis que no están en la lista, los autores tienen la obligación de poner la transcripción en el alfabeto silábico hiragana.

Algunos kanjis tienen su relación directa con la forma que aparenta, pero palabras más complejas como “discutir” tienen formas sin una relación obvia.

kenji

El japonés sin duda es un lenguaje complejo y rico que permite un pensamiento poético, pues su lingüística es gráfica, lo que desarrolla una imaginación contemplativa que enriquece y le da importancia a su literatura.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

  • SERGIO RUIZ CALVILLO.

    Que terriblemente complicado es la escritura del idioma japonés.
    Que terriblemente bella es la escritura del idioma japonés.
    Yo diría en mi inmensa ignorancia de este idioma que cada palabra escrita es una hermosura dibujada.

    Responder

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba