Home / Cultura General / La locura, ¿una conexión con el más allá?

La locura, ¿una conexión con el más allá?

chaman

La “locura” o las enfermedades mentales han sido siempre un misterio para la humanidad. En diversos textos filosóficos y de literatura se ha intentado comprender, más que la situación médica del paciente, el papel del mismo dentro de una sociedad.

La ciencia del Occidente decidió que debido a la imposibilidad de que estas personas convivan en una sociedad “normal” había que situarlos en un espacio determinado en el que especialistas pudieran cuidar de ellos y doctores pudieran medicarlos, muchas veces, no para curarlos, sino para adormecer sus síntomas.

Pero hay otras teorías que explican lo que nosotros llamamos “enfermo mental”. En África, dentro de la cultura Dagara, los enfermos mentales se consideran portadores de las voces del otro mundo, por lo tanto se considera que tienen la capacidad de sanar a otras personas. Cuando se limitan esas voces, las energías que quieren transmitir causan dolor.

El Dr. Somé es un chamán de esta cultura que visitó un manicomio en los Estados Unidos en 1980 como parte de sus estudios sobre el trato de las enfermedades mentales en otros países. “Me shockeé. Fue la primera vez que me encontré cara a cara con lo que se le hace a las personas que muestran los mismos síntomas que las personas de mi pueblo”. Lo que más afectó al Dr. Somé fue la atención que se le da a los síntomas, siempre basados en una patología. La idea de que su condición necesita llegar a un término.

Aquellos que desarrollan los llamados “desórdenes mentales” son aquellos que son sensibles, lo que es visto en la cultura del Occidente como hipersensibilidad. Las culturas indígenas no lo ven así, y como resultado, las personas sensibles no se sienten fuera de su comunidad. En el Oeste, “es la carga de la cultura en la que están que los lastima”, observa el Dr. Somé. El paso acelerado y bombardeo de los sentidos y la energía violenta que caracteriza la cultura Occidental puede abrumar a las personas sensibles.

Es importante notar que no todos los espíritus que entran en el campo energético de una persona sensible están ahí con el propósito de ayudar a sanar. Existen también energías negativas, que son presencias no deseables en el aura. En esos casos, el acercamiento chamánico es quitarlas del aura, a diferencia del tratamiento habitual que intenta alinear las energías que no se están pudiendo asimilar y están causando un conflicto.

Tomar un papel de ritual sagrado hacia las enfermedades mentales antes que etiquetar a la persona como un caso patológico, le da a la persona afectada la oportunidad de empezar a ver su diferencia desde ese punto de vista, que lo lleva a tener “una gama de oportunidades e iniciativas de rituales que pueden ser, muy muy beneficiosos para cualquiera presente”, afirma el Dr. Somé.

Sin duda, una manera distinta de ver las cosas nos puede ayudar a tener una perspectiva, en cierto sentido, más permitiva a la variedad y a los diferentes medios de comunicación que pueden haber en nuestra humanidad.

[Fuente]

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba