Home / Cultura General / La menstruación y las diferentes culturas

La menstruación y las diferentes culturas

religiones

Hay algo de sagrado en esto que ocurre cada mes en el cuerpo de la mujer que hizo que las culturas antiguas tengan una fuerte opinión al respecto. Probablemente tenga que ver con el hecho de que casi todas las religiones fueron patriarcales. Pero hay algo en común, en casi todas hay una ley o un reglamento en cuánto a cómo actuar en torno a este fenómeno mensual femenino.

Entre los indios Chippewa en América del norte, cuando una mujer estaba menstruando era desterrada en una choza de ramas y era obligada a usar una capa larga que indicaba que estaba “sucia”. Además se creía que cualquier objeto tocado por una mujer que estaba menstruando era considerado profano y traería mala suerte e incluso la muerte a cualquiera que lo usara. En consecuencia, no podía tocar ningún objeto de su casa, ni siquiera los muebles. Estaba prohibido para ellas pisar caminos o caminar sobre el hielo de lagos donde pudiera haber hombres pescando. Tampoco podían hablar con sus hijos. Sólo tenían permitido tomar agua de un hueso de cisne. Y si alguien rompía estas reglas era castigado severamente.

En la religión judía se considera a la mujer en esos días del mes como “impura”, pero sus tradiciones no son tan discriminantes. Se dice que la mujer no puede tocar la Torá en caso de que tenga su periodo, pero al mismo tiempo, ella no tiene la obligación de rezar, por lo que no resulta en un inconveniente mayor. Cuando la mujer está menstruando se le considera que esta en estado de “nida”. Este estado impide a su esposo tocarla, pues se dice que la sensibilidad de la mujer es más nítida y prefieren no ser molestadas. Para que el hombre no sufra de tentación, ocurren algunas modificaciones en su relación cotidiana. La mujer no debe desvestirse frente al hombre y no deben de llamarse con palabras muy cariñosas. Este decreto religioso termina con un baño en agua de lluvia en el que la mujer se sumerge 7 veces para purificarse por completo. Ese mismo día, por decreto, la pareja debe tener relaciones sexuales. Se dice que este acto es el más puro.

Por otro lado, los hindúes también tienen unas cuántas reglas en cuanto a la menstruación, es curioso, pero igual que los judíos, no pueden dormir con sus esposos los mismos días. Estos son los días que no están ovulando, la semana de la regla y los 7 días que le siguen. En el caso de la tradición de la yoga se dice, que mientras una mujer está con su regla, su cuerpo se está purificando solo, está desprendiendo lo que no necesita y esto ocasiona que la temperatura de su cuerpo esté más elevada. Es por esta razón que se le perdona no practicar yoga en esos días, pues su cuerpo no tiene la necesidad de subir su temperatura. También se les indica no hacer inversiones, esto es simplemente por la ley de gravedad.

Es curioso que ahora casi no ponemos atención a este fenómeno natural femenino, pues las mujeres se han igualado a las actividades cotidianas y esto no tiene la importancia en nuestra sociedad para dejar de hacer responsabilidades. Hay algunas que se sienten mal y que desearían que se respetara esa semana para relajarse y descansar. Y aunque las mujeres sobrevivieron esas horribles discriminaciones, una de las consecuencias de haber obtenido la igualdad social es no tener esos días de descanso al mes…

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba