Home / Cultura General / La otra cara de la Primera Guerra Mundial

La otra cara de la Primera Guerra Mundial

WWI

La Primera Guerra Mundial fue una guerra de trincheras que se juntó con lo peor del desarrollo tecnológico: las armas químicas y las armas automáticas. Sin duda, uno de los momentos más terribles que la humanidad tuvo que superar a sabiendas que después de eso, nada sería igual.

Sin embargo, este evento fue catalizador del desarrollo científico y tecnológico con el que llegaron múltiples inventos, descubrimientos, nuevos problemas y estilos de vida. A continuación, el legado de la Primera Guerra Mundial:

Pilates

pilates

Joseph Hubertus Pilates boxeador alemán que radicaba en Londres desarrolló un sistema para el fortalecimiento de la mente y el cuerpo a través de correas atadas a la cama. Para los prisioneros de la Isla de Man donde fueron concentrados todos los alemanes de Inglaterra, esta disciplina fue una creación de resistencia ideal.

 

Cirugía Plástica

cirugía plástica

Las nuevas armas de la guerra ocasionaron cientos de miles de soldados con rostros mutilados. Tras conocer a los sobrevivientes de la guerra Harold Gillies, cirujano neozelandés incursionó con una práctica diferente al utilizar el tejido del paciente para reconstruir el rostro donde el objetivo era tanto la restauración de las funciones de la cara como la mejora estética del rostro.

 

Transfusiones de Sangre

transfusiones

Fueron tres los descubrimientos clave que hicieron posible la transfusión: existencia de diferentes tipos de sangre, uso del citrato de sodio para prevenir la coagulación y la certeza de que la sangre podía ser refrigerada.

 

Batas Azules

enfermedades

El fisiólogo René Leriche se dedicó a atender soldados de las trincheras francesas y ante el riesgo donde cualquier contagio podía derivar en una amputación o muerte, decidió que las prendas asépticas fueran de color azul como sábanas, cubrebocas, pañuelos y la misma ropa del médico. Esta diferencia de color delimitaba las prendas esterilizadas de aquellas potencialmente infecciosas.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba