Home / Cultura General / La verdad detrás del auto del pueblo Volkswagen

La verdad detrás del auto del pueblo Volkswagen

auto del pueblo

A través del tiempo se ha buscado entregar al pueblo un medio de transporte tanto eficaz como de fácil acceso. Sin embargo, el auto que logró conquistar el sueño de miles de personas resultó ser una triste mentira. En los años 30, después de la Primera Guerra Mundial, Alemania estaba destruida, devastada y adolorida; sería Hitler quien la rescataría para llevarla a la “gloria”.

Uno de los tantos planes que Hitler tenía en la cabeza era proveer al pueblo alemán de un auto que transportara a los trabajadores a donde ellos quisieran además de ser accesible, maximizara su eficiencia y mejorara la calidad de vida.

auto del pueblo2

Fue así como Hitler junto con Ferdinand Porsche, crearon un auto estético, barato y que alcanzaba los 100 km/h; su nombre era KdfWagen, lo que ahora conocemos como el Beetle o Vocho (dependiendo de cada país). La idea era sencilla, cada familia podía tener uno de estos flamantes autos en su cochera pagando una cantidad de 5 marcos alemanes a la semana; los futuros conductores recibían una libreta donde iban pegando los recibos de sus pagos. En total eran 90 semanas de ahorro para adquirir esta nueva joya, pero si se llegaba a fallar con uno solo de los pagos, perdían toda la inversión. A pesar de la economía del país y de las estrictas reglas para obtener un auto, cerca de 336 mil personas realizaron los pagos para comprar su propio vehículo.

auto del pueblo4

En 1939 se descubría el engaño. Alemania invadía a Polonia y la mentira salía a la luz. La producción de autos jamás sucedió, en su lugar se fabricó material bélico con el dinero del pueblo alemán. Los sueños de un auto propio fue en realidad una inversión para financiar la guerra, con esta estrategia se juntaron más de 286 millones de marcos, garantizando así la estabilidad de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

Muchos piensan que usaron las piezas construidas del Beetle para construir autos bélicos como el Kübelwagen o el tipo 166 anfibio, pero una cosa es segura, el sueño de todo un pueblo arrasado por la Primera Guerra Mundial simplemente no se logró materializar. El auto del pueblo tendría que esperar muchos años más para transitar la carretera de la esperanza.

auto del pueblo5

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba