Home / Cultura General / La verdad detrás del suicidio colectivo de Guyana

La verdad detrás del suicidio colectivo de Guyana

jim0

El 18 de noviembre de 1978 se llevó a cabo el mayor suicidio colectivo de la historia, o al menos así lo catalogaron los medios que cubrieron la noticia. Pero la verdad, como la cuentan los sobrevivientes de la tragedia, “se trató de un crimen mucho más grave”.

Lo que sucedió ese día comenzó años antes, cuando Jim Jones fundó “El Templo del Pueblo” que era una agrupación religiosa. La sociedad prosperó en Indianápolis en los años 50, siendo perseguidos por su ideal socialista donde no existían fronteras ni raza.

jim1

El Templo del Pueblo aumentaba en miembros exponencialmente, todo debido al atractivo de Jones para hablar, pero de igual manera, la forma en que manejaba a sus adeptos y su ideología le consiguieron varios enemigos.

Sus enemistades lo llevaron a cambiar de sede; pasaron de Indianápolis a San Francisco, donde contaba con el apoyo de Harley Milk (primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público) pero a pesar de ello, el Templo del Pueblo tuvo que cambiar radicalmente y seguir su propósito en Guyana que era una excolonia británica  a un costado de Venezuela.

Fueron 900 adeptos los que viajaron hasta Guayana junto con Jones. Construyeron casas y se estableció una comunidad que describía al lugar como un paraíso. Ahí todos eran iguales a cualquier nivel, excepto por Jones que era el líder de la comunidad, ante tal poder comenzó a perder el control de sí mismo.

jim2

Según investigaciones del FBI se practicaban “noches blancas” donde se simulaban suicidios con cianuro. Jones, a manera de simulacro, les pedía a sus adeptos que eligieran una de cuatro opciones en caso de que la CIA u otra organización quisiera acabar con su paraíso: huir a la Unión Soviética, cometer un suicidio revolucionario, quedarse a pelear o huir a la selva. Hecho que sólo podría ser calificado como lavado de cerebro.

A finales de 1978, la cordura de Jones colapsó. Reunió a todos los integrantes de la comunidad y declaró más de mil personas: “Hemos obtenido todo lo que hemos querido de este mundo. Hemos tenido una buena vida y hemos sido amados. Acabemos con esto ya, Acabemos con esta agonía” (según grabaciones  rescatadas por el FBI). Después de su discurso se repartieron frascos llenos de cianuro, las personas lo tomaron y las madres ayudaron a sus hijos a beberlo.

Cerca de 900 personas y 200 niños perdieron la vida a causa del cianuro, solamente Jones fue encontrado muerto por el disparo de una escopeta. Los sucedido en Guyana es una muestra de lo que el fanatismo puede hacer en las personas y quedará como uno de los acontecimientos más trágicos de la historia.

jim3

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba