Home / A dónde vamos / Lacandones

Lacandones

lacandones

Los lacandones son un grupo indígena que habita en la selva Lacandona, llamada así por la misma etnia. Esta selva se ubica entre México y Guatemala, en Chiapas, México.

Los lacandones se llaman a sí mismos hach winik que significa “verdaderos hombres”. Se dice que los lacandones eran un imperio y aunque hubo muchos intentos sólo pudieron ser sometidos por los españoles hasta finales del siglo XVII. Reduciendo así un pueblo entero a unas pocas personas.

Los lacandones modernos son una descendencia de los pueblos originarios de Yucatán y de Petén guatemalteco, personas que huyeron de los intentos de congregación por parte de las autoridades coloniales. Se piensa que los lacandones actuales son una mezcla de los pueblos asentados en esa región, pues varias tribus se distribuían en esa área que abarcaba más que la selva.

Hay muchos documentos que dan cuenta de varios intentos por evangelizar a las tribus de esta zona sin ningún resultado. Pues siempre regresaban a la selva, por lo que los mestizos no tuvieron otra opción más que establecer relaciones comerciales con los nativos. En 1862 hubo otro intento de evangelizar, que también fracasó, aunque los religiosos se llevaron a algunos nativos, muchos indígenas regresaron a sus lugares de origen.

Ahora lo que queda de los lacandones es sólo una pequeña muestra de la gran cultura que eran. Apenas en 1946 se descubrió la zona arqueológica que no se quería rebelar por parte de los lacandones, sin embargo, en una amistad con indígenas, Giles Healy y Carlos Frey sacaron al descubierto Bonampak. Un sitio maya perteneciente a los lacandones del periodo Clásico que fue documentado y en 1996 por la Universidad de Yale.

Ahora su economía se sigue basando en el uso múltiple de la tierra, por lo que aprovechan una extensa variedad de productos. Otra parte importante de su economía es su producción artesanal, ya que elaboran diferentes tipos de collares y figuras de barro que imitan sus creencias y tradiciones orales.

Su religión se basa en la naturaleza, pues los lacandones consideran que en su mitología sus dioses habitaban el inframundo y subieron al cielo para habitar las cuevas y grandes centros arqueológicos.

Ahora, la presencia del gobierno federal es bastante limitada, por lo que los lacandones tienen una escasa infraestructura y servicios públicos. La mayoría de las localidades sólo se comunican por caminos de terracería. Esto no ayuda a que su cultura se mantenga presente en nuestro país, pues cada vez más se han asimilado y van dejando a un lado su historia y cultura.

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba