Home / Cultura General / ¿Libre albedrío?

¿Libre albedrío?

librealbedrio

Recientemente hubo un estudio psicológico que trató de encontrar el valor de creer en el libre albedrío.

La creencia de que uno determina su propio destino es fuerte y persuasiva.

Es por eso que la científica psicóloga Kathleen Vohls, junto con Jonathan W. Schooler, hicieron una investigación social en la que querían saber las consecuencias del comportamiento moral humano cuando se cree en el libre albedrío y cuando no.

Como introducción, se hizo un sondeo masivo en 36 países en el que descubrieron que más del 70% de las personas estuvieron de acuerdo en que su destino está en sus propias manos.

Los que estos investigadores buscaban, era comprobar si, al reducir el sentido de control, también reducía el esfuerzo invertido en mejorar su calidad de desempeño.

La hipótesis era que los participantes del estudio inmersos en la creencia de que el comportamiento humano está bajo control de fuerzas predeterminadas estarían más propensos a hacer trampa en sus tareas, más que los participantes que creyeran que su comportamiento esta predeterminado.

Se descubrió que cuando reduces el sentido de control en las personas, también reduces el esfuerzo que la gente le pone a su desempeño.

Las personas que leían en sus tareas que la vida no estaba en sus manos, fueron las personas que hicieron trampa en la misma.

Se comprobó que tener una visión del mundo determinista elimina el sentido de causalidad individual y puede promocionar un comportamiento menos controlado.

No podemos, de ninguna manera, generalizar los resultados expuestos. Pero la discusión principal alrededor de este experimento es bastante interesante. Por un lado, el libre albedrío es imposible de comprobar. Pues ser que sea solamente una creencia de nuestra sociedad que piensa que tiene el control. Pero lo que sí se comprobó es que el libre albedrío nos ayuda de gran manera a justificar nuestra existencia y nos da individualidad.

Es irónico que cuando pensamos que nosotros tenemos la capacidad de hacer nuestro destino, buscamos hacer el bien. Y cuando sabemos que algo más allá de nosotros tiene el control, nos rendimos a ese destino y vamos por la vida, buscando el camino más fácil para hacer todo más llevadero.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba