Home / Cultura General / El misterio de la Kábalah

El misterio de la Kábalah

El origen de la Kábalah se pierde en las brumas de la antigüedad. Demostrar su autoría o dónde estuvieron los primeros profesores, a estas alturas de la Historia, es simplemente ocioso. La referencia más antigua data del año 515 a. de C. que remonta hasta los rabinos hebreos en el tiempo del Segundo Templo.

Se sugiere que el cautiverio de los hebreos en Babilonia, condujo a la formación de esta filosofía y por tanto, sin duda, la enseñanza fue enteramente oral, de ahí el origen del nombre QBLH de QBL, recibir.

Los principales tratados kabalísticos antiguos representan el “conocimiento secreto” que Dios brindó a Moisés para uso de los sacerdotes mismos. Éstos contienen un sistema de filosofía espiritual de diseño claro, intuición profunda y sugestiones cosmológicas de largo alcance. Los más representativos son:

Sepher Yetzirah o Libro de la formación

Atribuido por la leyenda al Patriarca Abraham, explica un esquema filosófico de la Creación trazando un paralelo entre el origen del mundo, sol, planetas, elementos, estaciones, el hombre y las 22 letras del alfabeto hebreo divididas en tríada, héptada y dodécada.

Las letras madres A, M y Sh son referidas al aire, agua y fuego primitivos; las siete letras dobles refieren a planetas y división séptuple del tiempo; las doce letras simples refieren a los meses, signos zodiacales y órganos humanos.

Zohar o Sohar o Libro de los Esplendores

Es una colección de muchos tratados separados sobre la Deidad, ángeles, almas y su cosmogonía. La obra es adscrita al Rabino Simón ben Jochai, quien vivió en el 160 d. d C. Sin embargo, no fue sino hasta 1290 que por primera vez fue publicado por el rabino Moisés de León por lo que muchas adiciones y enmiendas debió haber sufrido.

Entre los temas que conformar esta obra se encuentran el papel de la palabra, explicación del acto de la Creación, la afirmación de que el mundo existente no fue el primero, la doctrina de las diez emanaciones, mención de ángeles y demonios, la relación alma y cuerpo, influencias cósmicas en el hombre, la transmigración de las almas.

En suma, la Kábalah es un conjunto de teorías metafísicas, místicas y exegéticas de carácter esotérico que tratan de interpretar el mundo, sus orígenes y misterios a partir de la creencia en n dos infinito, principio y fin de todas las cosas.

De hecho, muchos puntos de esta doctrina siguen estando limitados a la enseñanza de unos pocos rabinos. E igualmente la enseñanza kabalística tampoco ha sido impresa o publicada nunca sino que ha sido transmitida, incluso en nuestros días, de maestro a discípulo.

Una de las concepciones principales de la Kábalah es que la sabiduría espiritual se consigue por treinta y dos senderos, tipificados por los 10 números y 22 letras; símbolos de emanaciones divinas. Siendo también 22 las fuerzas ocultas de la naturaleza del Universo representadas por los 3 elementos primarios, 7 planetas y 12 influencias zodiacales.

De acuerdo con algunos kabalistas, tanto el Rey David como el Rey Salomón, fueron capaces de hacer maravillas con las Artes Mágicas Kabalísticas. El Pentagrama era llamado el Sello de Salomón y el Hexagrama, Escudo de David.

Las letras hebreas están asociadas con los veintidós naipes de la baraja de cartas del Tarot. Sin embargo, aparentemente, la práctica de la Kábalah como arte mágico se encuentra restringida a rabinos rusos y polacos.

Finalmente, muchos rabinos hebreos contemporáneos, no siguen la Kábalah práctica, ni aceptan todas las doctrinas dogmáticas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba